martes, 29 de marzo de 2011

¿Existe la justicia?

Tengo que deciros que estoy un poco sorprendida por una llamada telefónica que escuché el otro día en la radio. Llamó una señora para denunciar que su hija estaba en paro, habiendo agotado la prestación hace más de seis meses y que se había encontrado con que en el INSS le habían dicho que al no estar cotizando no tenía derecho a seguridad social. Que podían atenderla pero que tendrían que facturarle la asistencia sanitaria que le prestaran.

Y hubo un último comentario de esa madre atribulada que quedó en mi subconsciente y que no me quito desde entonces. La señora dijo: "Está visto que hay que carecer absolutamente de todo para tener derechos en este país". (Si no es textual, porque cito de memoria, no difiere gran cosa de la frase original).

Como digo, esa frase no se me iba de la mente porque yo creía (me temo que soy más inocente que un kilo de tebeos) que la sanidad en España era universal ya que basta con que cualquier inmigrante (legal o ilegal) se empadrone para que tenga derecho a la asistencia sanitaria gratuita y, lo que es mucho más sangrante, en repetidas ocasiones se ha denunciado el llamado "turismo sanitario" que trae a nuestro país a enfermos de otros muchos países (comunitarios y extracomunitarios) que vienen a operarse de sus diferentes afecciones, disfrazándolas de ataques repentinos para conseguir así una asistencia gratuita que deberían pagar en su país. Sin embargo parece que esa sanidad gratuita para los extranjeros no lo es para los nacionales y eso, realmente, es preocupante en un país que camina, con paso firme y marcial, de camino a los cinco millones de parados.

En fin que uniendo lo que antecede al correo guasón que recibí hace unos días y que os dejo más abajo, como me quede en el paro voy a dedicarme a pintar el mobiliario urbano y a ver si consigo que me metan a la cárcel y me solucionan los problemas de manutención, alojamiento, sanidad y ocio.


LA IDEA NO ES DE LOCOS ¡Qué gran idea!

Colocar a las personas de edad en las cárceles y los delincuentes en las residencias de ancianos.

De esta manera, nuestros ancianos tendrían acceso a una ducha todos los días, al ocio, paseos, medicamentos, exámenes dentales y médicos regulares. Recibirían sillas de ruedas etc.

Recibirían el dinero en vez de pagar por su alojamiento.

Tendrían derecho a la vigilancia continua por video, por lo que de inmediato recibirían la asistencia después de una caída u otra emergencia.

Sus camas se lavarían dos veces a la semana, lavada y planchada la ropa con regularidad.

Un guardia vendría cada 20 minutos y les llevaría sus comidas y sus bocadillos directamente a su habitación.

Tendrían un lugar especial para recibir a su familia.

Tendrían acceso a una biblioteca, sala de ejercicios, terapia física y espiritual, así como la piscina e incluso la enseñanza gratuita.

Pijamas, zapatos, zapatillas y asistencia jurídica gratuita bajo petición.

Habitación, privada y segura para todos, con un patio de ejercicios, rodeado por un hermoso jardín.

Cada hombre de edad tendría derecho a un ordenador, televisión, radio y llamadas ilimitadas.

Tendrían una "junta directiva" para escuchar las quejas y los guardias tienen un código de conducta que debe respetarse!

Los delincuentes tendrían platos fríos, se quedarían solos y sin vigilancia. Las luces se apagarían a las 20: 00 hrs.

Tendrían derecho a un baño a la semana (y mas todavía!), vivirían en una pequeña habitación y por la que tendrían que pagar al menos 1.500 euros por mes, sin esperanza de salir con vida!

De esta forma habría justicia para todos!

2 comentarios:

Paco10 dijo...

Así y a bote pronto, sin demasiados datos del caso no se me ocurren demasiadas cosas. Efectivamente la atención sanitaria está universalizada en España, como la educación y no voy a decir quien lo llevó a cabo para no crear conflictos ideológicos con el tema. La prestación por desempleo es diferente y se tiene derecho al tiempo que corresponda según lo trabajado. No sé entonces cual es el problema de atención sanitaria que se le presenta a la Señora que dices hizo la llamada. Algo no cuadra
En cuanto al "turismo sanitario", es cierto que se ha llevado y se debe seguir llevando a cabo en ciertas circunstancias, pero había un acuerdo, o por lo menos una propuesta a nivel europeo, para que el enfermo en cuestión sea atendido allá donde esté y los gastos los asuma su Pais. Algo parecido a lo que ocurre con los accidentados de tráfico, que no tienen derecho a la seguridad Social y que ésta una vez terminado el proceso, factura a la Aseguradora correspondiente. Supongo que sigue en vigor el Acuerdo entre aseguradoras y Seguridad Social.
No sé si he aclarado algo o lo he liado más.
En cuanto al correo que adjuntas, lo conocía por haberlo enviado yo también y desde luego en teoría es casi perfecto.

miguel dijo...

No estoy muy seguro, pero creo que esto no puede pasar, pues cuando se termina cualquier prestación, siempre queda la de asistencia sanitaria, pienso que incluso con haberse dado de alta alguna vez en el régimen de la seguridad social, aunque haya sido un solo día, ya no se pierde ese derecho.
Supongo que se referiría a otro tipo de ayudas.
Un saludo.