lunes, 4 de abril de 2011

ATENCION AL PACIENTE TERMINAL

La atención en casa al paciente terminal se garantizará por ley

El Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad tiene ya ultimado el texto del anteproyecto de la Ley de Cuidados Paliativos y Muerte Digna, una norma que persigue que los pacientes terminales vean mejoradas las condiciones de la asistencia que reciben en el tramo final de su vida.
El Ejecutivo todavía no tiene fecha para enviar la ley al Consejo de Ministros, pero lo cierto es que se saldrá adelante con retraso respecto a lo anunciado por el Gobierno, que a finales de año estimó que se aprobaría el mes de marzo que acaba de terminar.
La norma seguirá el camino emprendido por la Ley sobre Dignidad de la Persona en el Proceso de Muerte andaluza, que acaba de cumplir su primer año de vigencia. La estatal persigue reforzar los derechos de los pacientes que se encuentran al final de su vida, pero también dotar al sistema de nuevas herramientas para mejorar la asistencia a los familiares bajo el planteamiento de que también pueden necesitar ayuda especializada.

5 comentarios:

Lobetum dijo...

Lo de la muerte digna, para los enfermos terminales es una falacia más de las de Zapatero. No ha querido o no ha sabido durante su segunda legislatura hacer una ley reclamada por gran parte de los ciudadanos, naturalmente por no enfrentarse una vez más a la jerarquía católica, es la Ley de la Eutanasia. Para toda aquella persona que lo haya pedido en plenas facultades mentales no querer estar sufriendo es mucho más humano mediante un fármaco dejarlo dormido para siempre; He visto lo que es esa ley de muerte digna en la casa. No, no es ni digna ni humana se trata que a un enfermo terminal se le suministre unas inyecciones tres veces al día para que vaya muriendo, una agonía espantosa, no se les puede suministrar nada de líquidos, al final cuatro días de agonía para morir ahogándose al tragarse su propia lengua. Más humano como expongo arriba un fármaco ayudado por una mano querida y rodeado de los seres queridos quedarse dormido, eso sí es una muerte digna, el resto falacias. Ya está bien de que por miedo a la iglesia tengamos que seguir unos dictados de los que no creemos, aquellos que no lo deseen no deben de recurrir a la eutanasia, pero los que creemos en que si puede haber una muerte más digna que nos dejen decidir por nosotros mismos. Una vez más la iglesia va contra las libertades individuales.
Claro que ya sabemos que el P.P. no la pondrá, pero de ellos no espero nada y el PSOE se duerme en los laureles. Durante las dos legislaturas de Zapatero creo que la ley mejor que ha hecho es la de dependencia para las personas mayores, ésa si ha sido una ley para mejorar y una ley de izquierdas, pero se ha quedado cortito en el resto

Wafah dijo...

Totalmente de acuerdo con esta ley. Creo que ya va siendo hora de que se permita a la gente morir dignamente y que respete la voluntad del paciente. Saludos.

Paco10 dijo...

Lobentum. Te encuentro muy afectado por lo que hace referencia a la posible tramitación de la Ley sobre la Atención al Paciente Terminal. Estoy de acuerdo en parte contigo, pero es una ley que generará muchos conflictos de conciencia y eso hay que respetarlo y tenerlo muy en cuenta. No creo que el tema sea la Iglesia si o no, sino de vida o no. Como en otras leyes que tratan estos temas del morir o vivir, no me pronuncio de una forma tasativa porque creo que quien debe decidir es la persona interesada y que en su sano juicio sea capaz de discernir entre una cosa y la otra. Pero seguramente en tu caso has vivido alguna experiencia en propias carnes y yo respeto, como no podia ser de otra forma, todo lo que dices y sientes sobre el particular.
Un saludo

miguel dijo...

Completamente de acuerdo con Lobetum en este sentido, creo que aunque esta iniciativa es un buen paso hacia adelante, se queda corta y se debería haber planteado de una vez por todas la ley de la Eutanasia; pienso que poco hemos avanzado como humanos si al final algunos tenemos que morir como animales.
Desde luego yo lo tengo claro y aunque reconozco que puede ser muy duro,cada ocasión que tengo le recuerdo a mis hijos que en un momento dado y por mucho que les pueda doler, me concedan una muerte verdaderamente digna; por otro lado la ventaja de esto, es que simplemente cada uno puede elegir según su conciencia.
Un saludo.

Paco10 dijo...

Ya me he pronunciado sobre este tama brevemente antes Miguel, pero estoy de acuerdo en que una muerte digna es lo mínimo que puede pedirse, pero siempre con las debidas cautelas y con el respeto al paciente que consciente solicite una cosa u otra. Como tú Miguel, yo también tengo advertidos a mis hijos y así se lo hice saber hace poco más de un año. Nada de máquinas ni tubos ni sufrimientos inútiles y por desgracia ahora tengo algo que me toca muy directamente, pero mientras la mente le funcione....
Un saludo y estas cosas tratarlas me joden un poco, pero no por eso hay que dejarlas de lado.