miércoles, 20 de abril de 2011

LA JUSTICIA CONFIRMA LA PROHIBICIÓN DE LA MANIFESTACION ATEA

El Tribunal Superior de Justicia mantiene la prohibición acordada la semana pasada por la Delegación del Gobierno. Los jueces desestiman, por tanto, el recurso presentado por los organizadores

La Delegación del Gobierno en Madrid negó la semana pasada la autorización solicitada por varias asociaciones, entre otras la Asociación de Ateos Madrileños y Librepensadores (AMAL) y La Playa de Lavapiés, para organizar una procesión atea en Lavapiés durante este Jueves Santo. El organismo basaba la prohibición, entre otros motivos, en que la iniciativa coincidía en día y hora con las procesiones católicas, se hubiera celebrado cerca de una de ellas y hubiera transcurrido por varias parroquias y calles con nombres cristianos.
Un día después, los organizadores presentaron un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid que este miércoles ha decidido desestimarlo y mantener, por tanto, la prohibición.

"Nos comprometemos a respetar la prohibición"

El presidente de la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores (AMAL), Luis Vega, ha asegurado en La Ventana de Madrid que no harán nada relacionado con la procesión atea si no ganan el recurso. Por su parte, los diez ciudadanos que presentaron una denuncia contra los convocantes se han ratificado ya ante la juez

3 comentarios:

Paco10 dijo...

Estando de acuerdo en que cada cual tiene derecho a tener y practicar sus propias creencias, en este caso coincido con la prohibición de esa manifestación en concreto. Hay muchos días en el año para poder llevarla a cabo sin tener que provocar a nadie, ni molestar los sentimientos religiosos de cada uno

Wafah dijo...

Pues si, ahi estamos de acuerdo Paco. me parece que no son fechas para provocar ni tocar las narices a nadie. Vamos a dejar que cada uno viva el hecho religioso como quiera siempre que no moleste a los demás. Saludos.

miguel dijo...

Aunque no estoy en contra de estas manifestaciones, efectivamente no creo que sea el momento oportuno.
Un saludo.