lunes, 25 de julio de 2011

LA CAM RESCATADA POR EL BANCO DE ESPAÑA

NOS DEBEN UNA EXPLICACIÓN

Modesto Crespo, Presidente de la CAM
Por J. Izquierdo.
 Hoy va a ser un día clave para la CAM. Es el primero de apertura de oficinas tras la intervención del Banco de España y existe un cierto temor a que los clientes se dejen llevar por el pánico y acudan en número importante a las oficinas de la entidad repartidas a lo largo y ancho de esta provincia para retirar parte o todos sus ahorros. No hay motivo para ello, puesto que los capitales tras la nacionalización están asegurados, pero no sería extraño que ocurriera dado que las personas que han confiado a lo largo de casi toda su vida en la CAM no han recibido ni una sola explicación de lo sucedido por parte de los hasta el pasado viernes gestores de la entidad. Nada, ni mu, y esa no es la forma de actuar en lo que es todavía una sociedad sujeta al derecho público que se debe en todo a sus clientes. No es que nos merezcamos una es que nos merecemos todas las explicaciones por parte de los integrantes del consejo de administración, que han actuado en la mayoría de las ocasiones, por no decir siempre, con oscurantismo y secretismo como si los ciudadanos de las poblaciones donde tiene oficinas la CAM, muchos de ellos con cuenta abierta, no tuviéramos derecho a saber con pelos y señales qué ha pasado para que al final haya tenido que tomar las riendas de la caja el Banco de España. El hasta hace dos días presidente, Modesto Crespo Martínez, la directora general, María Dolores Amorós Marco, y todos y cada uno de los integrantes del máximo órgano directivo nos deben, al más puro estilo berlanguiano, una explicación y como nos deben esa explicación nos la tienen que dar. No se pueden ocultar detrás de los interventores del FROB porque ellos han venido aquí a apagar el incendio y lo que hay que poner blanco sobre negro son las causas del fuego y la responsabilidad que tiene cada uno en el desastre. Tienen que salir a decir si hubo ocultación de pérdidas, si se produjeron intereses espurios en las fracasadas negociaciones con Caja Murcia cuando comenzó el proceso de integración de cajas de ahorros y si es verdad que esos mismos intereses fueron los que primaron cuando se intentó la integración con Cajastur. Este mismo consejo de administración, que desde que comenzó el proceso de saneamiento del sector financiero español se ha comportado como si la Caja del Mediterráneo fuera suya, debe dar pelos y señales del intento de asociarse con el fondo americano JC Flowers y explicar por qué también en eso se fracasó. Y llegados a este punto y dada cuenta a la sociedad alicantina con luz y taquígrafos de todo lo acontecido en los últimos tiempos en la CAM, algunos de sus más altos dirigentes deben explicarnos por qué no se ha producido ningún tipo de asunción de responsabilidad por parte de los que han aprobado o permitido la política financiera que ha conducido a la CAM al desastre. Sólo si se dan todas las justificaciones necesarias se podrá, con la autoridad moral necesaria, pedir a los clientes de la Caja Mediterráneo que sigan confiando en ella y que no acudan en bandada a cerrar sus cuentas para irse a otra entidad porque aunque no haya razones para temer por los depósitos sí las hay ahora para desconfiar de los gestores de la CAM.


                                                                 oooo0000oooo

Mª Dolores Amorós
Directora Gral.
En septiembre de 2006 se pinchó la burbuja inmobiliaria. El incremento del crédito hipotecario tocó la locura con una tasa del 25,7% y empezó a bajar en picado. Unos meses antes del escalofriante acontecimiento, había alguien que no lo esperaba. Era el gestor de la cuarta caja de España, con casi 50.000 millones en créditos entonces, 1.000 oficinas y 7.000 empleados: Roberto López Abad (Alcoy, 1955). Fue director general de la Caja del Mediterráneo (CAM) hasta hace unos meses, puesto en el que ha estado 10 años, tras cumplir 39 en la entidad procedente de la Caja del Sureste. López Abad afirmó en marzo de 2006: "Vemos un horizonte positivo en el mercado inmobiliario. Es el momento de hacer apuestas para crecer. Nos queda una capacidad de recorrido inmensa. El potencial es enorme cuando dispones de una organización entrenada y una cultura de éxito. Podemos llegar a ser la tercera caja" (es decir, superar a Bancaja, una de las grandes obsesiones de los alicantinos que tantos disgustos les ha provocado).

Es fácil criticar a toro pasado, pero estas declaraciones dejan pocas dudas sobre el problema de la maltrecha a la CAM: el ladrillo y su peor deriva, el suelo. Si a esta droga se añade la enorme injerencia política de Francisco Camps y de su antecesor en la presidencia de la Generalitat, Eduardo Zaplana, que se valieron de gestores dóciles, el naufragio de la caja estaba servido. La CAM, al igual que Bancaja, financió la faraónica Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, la Ciudad de la Luz, de Alicante, que iba a ser un plató cinematográfico más grande que los de la Paramount, y el ruinoso parque temático de Terra Mítica. Además, prestó 780 millones a la Generalitat y está en los charcos de Polaris Word de Murcia, Martinsa y es uno de los principales financiadores de viviendas vacías de la ciudad fantasma de El Pocero en el erial de Seseña (Toledo).

Tras perder el escudo del grupo, (Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria) las vergüenzas de la CAM han quedado al descubierto cuando se ha visto obligada a pedir 2.800 millones al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para alcanzar el 10% de capital mínimo exigido por el Gobierno.

Los expertos creen que esta enorme inyección de dinero provocará que el Estado controle la caja al hacerse con la mayoría (entre el 55% y el 75% de las acciones) del banco al que la CAM trasladará su negocio financiero. "La clave es saber en cuánto valoran los competidores a la entidad. Eso determinará su posible colocación", señala Joaquín Maudos, catedrático del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE). El sector no se cree que se pueda adjudicar sin que el FROB (es decir, todos los españoles) entregue un cheque a fondo perdido por más de 2.500 millones. El Santander es el mejor colocado, pero el BBVA y La Caixa también lo estudiarán.

2 comentarios:

Paco10 dijo...

Como aclaración debo decir que si no había puesto nada anteriormente sobre este tema, se debe a que pensaba que alguien podía pensar que quería cargar las tintas siempre sobre los mismos. Pero ahí están algunas de las causas que han llevado a la Caja de Ahorros del Mediterráneo a ser rescatada, ya que alguna insinuación ha habido sobre el particular. Esto es solamente un breve resúmen, y tampoco me voy a extender más que lo justo.

Wafah dijo...

Nadie dará ni una sola explicación. No conviene pringarse ahora que las encuestas son favorables ¿Verdad amigo Rajoy? Es mejor ponerse de perfil y que nadie sepa si subo o si bajo, como buen gallego. Esta es la consecuencia, lo mismo que pasó en Caja Castilla la Mancha, de tener unas cajas de ahorro politizadas y al servicio del gobierno autónomo de turno, en este caso del PP. esta caja, como muchas otras invirtió más de lo que debía en el negocio inmobiliario y con la crisis pues ha terminado pagandolo. Es lo que ocurre cuando las cajas las dirigen personas que no tienen ni repajolera idea de lo que se traen entre manos y despues pasa lo que pasa.
Y aviso a navegantes...atencion con Caixa Cataluña dirigida por un tal Narcis Serra ( si, el que fué ministro de defensa con felipe Gonzalez) y que va por el mismo camino. Siguen riendose de todos nosotros, quebrando entidades que despues tenemos que reflotar todos los españoles y al final vamos a hartarnos... Saludos.