jueves, 31 de marzo de 2011

LOS PACIENTES SE REBELAN FRENTE AL COPAGO

Los pacientes lo tienen claro: el copago no es la solución a los males del sistema sanitario. Mientras que en los foros sanitarios y en la trastienda de partidos como el PP se intensifica el debate sobre la posibilidad de establecer tasas por la asistencia, los usuarios rechazan de plano la medida, tanto a título individual como desde las organizaciones que les representan. No obstante, se temen que tras las próximas elecciones autonómicas y, sobre todo, las generales, el debate vuelva con más fuerza que nunca por parte de quienes plantean el copago como inevitable al calor de la crisis. Los pacientes hacen una advertencia: pasarán factura a los políticos que apliquen el copago en el futuro sin incluirlo antes en un programa electoral.

En el Foro Español de Pacientes, entidad que agrupa a un millar de asociaciones de usuarios que a su vez engloban a casi 800.000 socios, tienen claro que el copago no es una medida eficaz ni para ahorrar ni para reducir la demanda, aunque sí tiene un efecto negativo al perjudicar a los más que menos tienen.

Su presidente, Albert Jovell, afirma que por ahora "no hay ningún criterio técnico ni científico" que avale el copago, aunque sí hay evidencias de que "afecta a las clases más vulnerables" al limitar su acceso al médico. Por el contrario, la medida "puede tener un coste adicional" para la sanidad pública, ya que los pacientes pueden tardar más en acudir al médico. Así, una consulta de primaria puede convertirse en una hospitalaria y una simple urgencia en "una mucha más grave".

Fuente: Publico.es

LAS VERSIONES DE LAS ACTAS DE ETA, A GUSTO DEL CONSUMIDOR

Si en los últimos días han leído informaciones sobre las actas de ETA levantadas durante sus negociaciones con el Estado no se las crean del todo. Ni al 100% ni al 70% ni, probablemente, al 50%.
La razón es tan sencilla como que esos documentos se han guardado históricamente en dos lugares muy dispares aunque igual de opacos: una mansión del siglo XIX a las afueras de la ciudad suiza de Ginebra, utilizada como sede por el centro Henry Dunant, y los archivos del monasterio de San Ignacio de Loyola de la localidad guipuzcoana de Legazpi. Y de ahí no salen como préstamo, ni se ojean a modo de consulta. Están a buen recaudo. Ni siquiera un Gobierno popular entrante podría tener acceso a ellos en los próximos años. Como tampoco ha podido el Gobierno actual hacer lo mismo con documentos anteriores. De ver la luz, los centros implicados en este tipo de negociaciones perderían todo su prestigio y credibilidad para futuras negociaciones de este tipo.
¿Entonces por qué ahora han visto la luz desde El Mundo y El País unas supuestas actas levantando interpretaciones parecidas, aunque con matices diferentes? Esa pregunta es difícil de explicar. Más aún viendo que según el primero, el Gobierno volvió a reunirse con ETA tres meses después del atentado en Barajas para, supuestamente, intentar reconducir la tregua que saltó por los aires en la T-4, mientras que el segundo reconoce en sus páginas que existieron varios encuentros aunque ninguno de ellos finalizó con una firma a pie de documento alguno.
Las diferencias son sutiles y están basadas en interpretaciones de unos supuestos documentos que fueron incautados a Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry', el antiguo número uno de la banda terrorista. Una especie de teléfono escacharrado porque no son las verdaderas actas –es decir, que las anotaciones de Thierry fueron una especie de notas esquemáticas que él hizo durante las intervenciones- y muy probablemente fueron tergiversadas para reportar a la cúpula de la banda una versión interesada de las mismas (tanto por adición como por omisión), como se ha comprobado en otras ocasiones.
Para entenderlo mejor es como si alguien les cuenta una película sobre la II Guerra Mundial que ustedes no han podido ver y, además, se afana en desprestigiarla porque, a su juicio, ninguna superará 'la lista de Schindler'. Pues eso, que del guión original a la versión habrá un trecho.
[Relacionado: El PSOE ve increíble que se crea más las actas de ETA que a Rubalcaba]
En cualquier caso, y a pesar de tener que ponerlas en cuarentena, su valía es máxima –y del éxito informativo de El Mundo y El País ya ni hablemos- porque ETA es la única parte implicada que hace públicas parte de ellas y tampoco es fácil acceder a las mismas. Y una vez expuestas y pasadas por el debido tamiz, el razonamiento de los acontecimientos es sencillo. Que el PP se haya lanzado en tromba contra el Gobierno se entiende, porque ya en 2007 solicitó en vano en el Congreso que el Gobierno las hiciera públicas temiéndose supuestas cesiones. De hecho la frase que empleó Mariano Rajoy en el debate sobre el estado de la nación de aquel año fue la siguiente: "El Gobierno debe poner a disposición de la Cámara de forma inmediata las actas de las reuniones mantenidas en el marco del proceso para paliar la falta de crédito que le ha costado este asunto".
Pero por si esto fuera poco estas actas ponen contra las cuerdas al propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el único socialista que le hace sombra a Rajoy en las encuestas.
Por si la ya almacenada fuera poca, el PP sigue armándose de artillería para volver a Moncloa.

EL COPAGO

Desde hace tiempo y de vez en cuando, alguien dice y luego lo desdice, que debería aplicarse el "Copago" en la Sanidad Estatal. Dicho así no creo que hagan falta muchas explicaciones. Sencillamente nos quieren cobrar por acto médico como se hace en algunos paises y más concretamente en Francia, donde hay que abonar una cantidad en la consulta y de la misma forma otra si estás hospitalizado. Yo no conozco el Sistema francés, ni el alemán ni el de ningún pais. Conozco este que tenemos y es el mismo, pero muy mejorado al que se implantó en el año 1946, y espero que no me haya traicionado la memoria. Cierto que cuando nació el Sistema tenía sus carencias, que no era universal su atención y que por supuesto se requerían una serie de requisitos para poder acceder al mismo, principalmente lo que concernía a las cotizaciones a la Seguridad Social o lo que es lo mismo estar trabajando para poder estar dado de alta en la Seguridad Social. Paralelamente había otros servicios sociales, mucho más precarios y que cubrían como podían los Ayuntamientos o Cruz Roja u otras asociaciones benéficas.
No pretendo dar ninguna clase a nadie, ni me he ilustrado ni siquiera informado más que lo que nomalmente me informo. Por eso si cometo algún error de bulto pido disculpas por anticipado y me hacéis la corrección pertinente, que será bien recibida, pero me parece lo suficientemente grave como para hacer este comentario, que cuando la Sanidad se ha descentralizado y las competencias han sido transferidas a las Comunidades Autónomas, salga algún responsable del tema, hablando de "copagos", de subvencionar el sistema con "el céntimo" en los carburantes o, peor todavía, que hay dificultades para abonar las nóminas y que a los provedores se le deben todo lo facturado en los últimos años. Esto ya es grave.
Hasta ahora la Seguridad Social ha tenido siempre superavit, incluso en el 2010 y ello está en base al número de afiliados que tiene. Ahora alrededor de 17 millones, habiendo llegado hasta 22, pero no ha sido lo normal eso y cuando la cifra ha sido y es tan elevada, es cuando se piensa en crear la famosa "Hucha" en la que creo que había ya 60.000 mil millones de €uros como reserva de posibles contingencias negativas. Si la cantidad no es exacta no importa, pero por ahí andaba.
Dicho todo lo anterior y mucho más que podría decirse surgen numerosas preguntas, que cada cual tendrá que responderse, añadiendo por mi parte algo que normalmente se olvida. Que ya pagamos, además del descuento obligatorio de la nómina un "copago", ¿No os acordais?....... Pues es muy sencillo. Nadie tiene en cuenta lo que abona por las medicinas y que no es despreciable. Nada menos que el 40% de su precio de venta al público. ¿A esto como se le llama? . Bueno a lo mejor es una limosna voluntaria........ manda webs

miércoles, 30 de marzo de 2011