jueves, 17 de mayo de 2012

LA PONZOÑA DE ESPAÑA (del Blog "El Ballet de las palabras")

Nota de Paco10.- En el Blog de Patry, "EL BALLET DE LAS PALABRAS", encontré publicado el artículo que "republico" a continuación y cuya autora es la propia Patry. Me ha parecido muy acertado, muy cuidada su redacción y de una gran actualidad. Por ello y con su permiso lo hago, a la vez que os recomiendo hagáis una visita a ese Extraordinario Blog. http://elballetdelaspalabras.blogspot.com.es/
 Por Patry Pérez.

         El mundo se ha vuelto incongruente. Un ejemplo claro lo sacaremos de España (enferma por el ataque del parásito del absurdo). Miles de indignados ciudadanos de espíritu vivo han salido a las calles contra la devastadora “política” de este nuestro Gobierno y aprovechando el valor de despertador que tuvo el movimiento 15M.
 
La respuesta no se hizo esperar: agresividad policial dirigida desde  las alturas –y no me refiero a una divinidad (que, donde esté, le resultará agotadora nuestra estupidez), aunque el sujeto y acólitos crean identificarse con ese papel (eso tiene un nombre en Psicología)-. Pero a esto se suma la estrategia de sacarse “leyes” de la manga (tienen muy interiorizada la idea de las Vegas es España) que contradicen los Derechos Humanos, la Razón Práctica a la que se refiere Kant (la moral y la conciencia, en resumen) y la Constitución. No niego que ésta –creada con el consenso entre pensamientos contrarios con el fin de evitar otra guerra civil- resulte obsoleta en algunos puntos; sin embargo, no en lo referente a los derechos básicos que respetan la dignidad del hombre.
Pues sí, como un tirano o un estado totalitario que ha encerrado y anidado en su corazón (o la colmena de abejas que tenga en su lugar) durante mucho tiempo el malestar de sentirse vencido por una joven, inexperta e ingenua Democracia ha empezado a expulsar su veneno ya de manera clara.
Ahora, igual que una dictadura, se nos quiere prohibir reunirnos y oponernos de manera pacífica a sus ponzoñosas picaduras.
Y aquí viene la incongruencia –al menos, desde el sentido lógico y moral-: de manera que no se nos quiere permitir manifestarnos para conservar nuestra dignidad tanto individual como social; pero sí se ve bien que la gente se amontone en la calle, grite a las tantas de la madrugada, haga correr peligro la integridad de un antiguo monumento…para “celebrar” una victoria deportiva que se encuentra en la parte de debajo de la lista de prioridades vitales.
Mmmm. No tiene ninguna razón de ser… ¿Es que se nos ha olvidado que nos enfrentamos a un nido de abejas rabiosas (pasión que puede llevar a la estupidez social)? Oh, no. Aunque el pueblo no dio su apoyo a sectores propios que lo necesitaban en las manifestaciones –lo que hizo que esa colmena, que hasta entonces actuaba de manera silenciosa, atacara con la agresiva vanguardia-, parece que la ciudadanía se está poniendo en pie… Y eso no se lo esperaban las rabiosas abejas, que llevaban años sustentándose en la falaz propaganda (al puro estilo hitleriano) con el perverso fin de embobar lo suficiente a la ciudadanía para que ésta, dócilmente, les dejaran hacer barrabasadas.
Para mí que nos tienen miedo. Les aterra que el pueblo se convierta en una ciudadanía inteligente y unida.
¿Despertaremos totalmente de la abulia antes de que nos quedemos sin hospitales y escuelas o de que la mayoría malvivamos en la calle?


6 comentarios:

Wafah dijo...

Suscribo el 100% de las palabras de nuestra amiga. Muy buen artículo.

Saludos.
Visita mi blog El Crisol: Leyendas árabes sobre gatos

Patry dijo...

Muchas gracias, Paco, por publicar este artículo. Es un gran honor que te hayas fijado en él sabiendo la calidad de tu blog.

Paco10 dijo...

Patry, mi agradecimiento a ti por permitir este intercambio y poder enriquecer mi blog, que no es mejor ni peor que otros, quizá un poco diferente.

Paco10 dijo...

Wafah. Ya descubrí el secreto: Trataré de publicar más artículos de otros, que dicen lo mismo que yo pero mucho mejor y de esa forma todos contentos ¿de acuerdo?.
Saludos

miguel dijo...

Para empezar: magnífico artículo de la amiga Patry, que visualiza perfectamente el punto desde donde las dictaduras siempre intentarán atacar a los espíritus libres: el miedo, que junto al sentimiento de culpa que también intentan inculcar, serán sus únicas armas.
Por otra parte no estoy de acuerdo ni contigo Paco, ni con Wafah, en el sentido de que publicar ideas de otras personas sean equivalentes al éxito. Me gustaría animaros a ambos, pues lo que hacéis, la mayoría de los demás, ni siquiera lo intentamos.
Un saludo a todos y mucho ánimo a los dos. Tened en cuenta que como poco conseguís la satisfacción personal.

Paco10 dijo...

Efectivamente Miguel, no siempre es así, claro que no y simplemente ha sido una nota de humor dirigido a Wafah a la que le encanta polemizar conmigo por sistema. Pero nada más.
El artículo publicado y sobre el que comentamos, en mi modesta opinión es extraordinario y naturalmente que no todo lo que se escribe por ahí merece la pena publicarlo.
Gracias Miguel por todo lo demás y tú sabes hacerlo muy bien, pero quizá te falte un pequeño empujón.
Un abrazo