martes, 18 de septiembre de 2012

LA LEY NO ES DIFERENTE DEPENDIENDO DEL GOBIERNO DE TURNO

Por Paco10

En muchas ocasiones nos dejamos guiar por una noticia, una opinión, una opinión basada en una noticia, una opinión basada en un rumor, una confidencia o una intuición, o simplemente una revelación del más allá y leo los comentarios que acompañan a las noticias, escucho a los políticos, los programas informativos de la televisión y escucho los de la radio cuando puedo, procuro seguir aquellos debates políticos que soy capaz de entender lo que en ellos se dice, sin gritos y sin mamarrachadas ya pasadas de moda y amortizadas electoralmente. Trato de crearme mi propia opinión sopesando otras muchas  y a pesar de todo,  a pesar de procurar mantenerme informado lo máximo posible no dejo de sorprenderme ante los posicionamientos de algunos y la cerrazón de los otros. No entiendo como no se piensa antes de hablar, se informan antes de pronunciarse y no  se niegan lo que hoy día no solamente se recuerda, sino que se reproduce y se ve y se oye de nuevo si es preciso.

Lo mismo hablamos de la crisis, como de la lucha antiterrorista y siempre estamos en posesión de la verdad nosotros y nunca los otros, claro. No es así como se llega a un entendimiento ni a una paz social tan necesaria ahora como lo era antes. La crisis que se inició en  un banco norteamericano no es la disculpa para todo ni sirve para tí pequeño inversor ni para ti magnate de las finanzas. Es cierto que ahora todos sabíamos que la crisis estaba ahí, pero cuando surgió, ni los más listos de la clase se enteraron y siguieron haciendo de las suyas como si todo fuese una broma de los Santos Inocentes.

La austeridad a estos niveles, que no deja de pregonarse y de instaurarse obligatoriamente en las familias, no genera otra cosa que una economía más débil, es decir, justamente lo contrario de lo que se necesita. ¿O no es así?. Lo que se presenta como un hecho en el titular es solo una estimación respecto al futuro y con demasiada frecuencia vienen las equivocaciones, los engaños, los malos entendidos......... Por ejemplo: Hace 7 años, se decía con total seguridad que España era ejemplar y que su economía no presentaba un crecimiento coyuntural sino unas bases sólidas. De la misma forma, en los ejemplares países anglosajones, gente muy seria compraba productos financieros de las máximas garantías, y cuando alguien recordaba lo que en realidad eran, se le tachaba de ignorante.

Lo mismo pasa con las opiniones vertidas en la lucha antiterrorista en cualquiera de las decisiones que en un momento determinado tiene que tomar el Gobierno de turno. Si el actual está en la Oposición, simplemente monta "la de dios es cristo" pero si gobierna, entonces........ entonces hay que cumplir la Ley. Seamos serios, porque gobernar un País requiere una responsabilidad muy superior a  la demostrada y las leyes son las mismas en la Oposición que en el Gobierno y los terroristas son tan asesinos en una situación como en otra. Si comparásemos la conducta de la Oposición en la legislatura anterior con la Oposición actual, nos daríamos cuenta que en eso tienen que cambiar algunos algo más que de cargo y los votantes ser un poco más consecuentes y mucho menos viscerales en la mayoría de los casos.

Ejemplo de esta dicotomía pueden ser el tratamiento dado a temas como la Crisis, el terrorismo, el entendimiento de la democracia...... y así nos encontramos, como las medidas que tomaba Zapatero contra la crisis eran un desastre y las que toma Rajoy nos van a sacar de ella. Claro. Si salir tendremos que salir alguna vez, pero ¿a cambio de qué?, ¿de recortar derechos?... De momento las cosas no están mejor que estaban, sino mucho peor y los que estaban bien ahora están mejor. Yo no lo entiendo y siempre se ha dicho que poner la zorra a guardar el gallinero es un grave peligro.
Si un terrorista tiene que salir de la cárcel, en un caso se movilizan todos los resortes y se hacen tambalear  los pilares democráticos si es preciso y en el otro se cumple la ley y nada más (De Juana Chaos y Bolinaga). Recordemos y juzguemos.

Si en un caso se trata de normalizar y pretender la máxima neutralidad en la información, en el otro se anula lo legislado y se procede a nombrar al más puro estilo "bananero" y la pluralidad política brilla por su ausencia. (RNE-TVE). Bajo el Gobierno de Zapatero se consiguió elegir al Director General por consenso en el Parlamento y a partir de ese momento se formó un equipo de periodistas muy competentes que hicieron que a nivel europeo los informativos públicos españoles  superasen la valoración de los de la BBC. Nunca en España se tuvo una radio y una televisión pública de tanta calidad. Pues bien, todo eso se fue a pique porque el actual Gobierno a golpe de ley y de mayoría absoluta decidió nombrar a “sus hombres” para dirigir lo que se había convertido en la joya de la corona.

No sé cuál es la solución, pero sorprende la seguridad con la que habla todo el mundo acerca de las causas, siempre simples y sus consecuencias parece que perfectamente estimadas y conocidas. Naturalmente no todo es trigo limpio y hay que separar con mucha frecuencia la paja  que nos quieren mezclar con el grano. No hacerlo como es debido te llevará a la información sesgada, que la mayoría de las veces es la más peligrosa y ello no quiere decir que no persigas esa información, porque es el mayor poder que puedes esgrimir una vez introducida la papeleta en la urna. "Una persona sin información es una persona sin opinión".
 
El actual Gobierno de España se ha ganado a pulso, con sus luchas internas y constantes guiños a su sector más radical, que existan dos sentimientos mayoritarios en este momento hacia esa figura que debería regir el camino de todos, el menos malo es la apatía, pero el peor de todos es la desconfianza.Y lo más triste de todo esto es que vivimos en un país crispado por la sensación de un fraude electoral sin precedentes, en el que se votó justo lo contrario de lo que se hace, unas elecciones en las que se buscó una salida a una crisis que no terminaba para llegar a un escenario de rescate al que nos llevan quienes tenían las grandes soluciones. Más de tres millones de puestos de trabajo llegaron a decir que crearían en sus momentos más álgidos de euforia preelectoral. Claro, que en esos momentos la prima de riesgo llegaba a cotas inasumibles, según el PP, superior a los cuatro puntos, cuando llevamos instaurados en los cinco puntos de diferencia respecto al bono de la “federación alemana” meses y meses. No es que no me de cuenta que llevan 9 meses, no, lo que me agobia un poco es pensar que les quedan más de tres años y sino cambian ellos, tendremos que cambiar nosotros y a mi ya ni me queda paciencia ni agujeros en el cinturón. 

2 comentarios:

Trecce dijo...

Si el ciudadano protesta es que lo manejan, si no lo hace es que está conforme. Esa es la lectura simplona que les convienen hacer a los que mandan, mientras el currito de a pie tiene la sensación de que lo están haciendo mal, de que lo hacen a costa de los de abajo y de que no dan ejemplo de ningún tipo y siguen instalados en su mundo.
En cuanto a lo de la tele (y la radio) públicas, mi opinión es que para el modelo que tenemos, mejor sería ahorrarnos la pasta que nos cuesta. No puede ser que teniendo unos telediarios líderes de audiencia lleguen estos salvapatrias y cambien de arriba a abajo a todo el equipo de los informativos.
Sectarios a más no poder, campean por las instituciones y las empresas públicas como si fueran el cortijo de papá.

Paco10 dijo...

Ese es un grave problema que tienen algunos, que se piensan que el País es de ellos, que como tú dices, es su cortijo y actúan como tales. A veces uno piensa que la Transición fue más bien una "Transación" y que algunos han aprovechado estas circunstancias para sus propios intereses.
Lo de los medios de comunicación públicos parecía que iban a tomar un sesgo diferente desde que Zapatero intentase avanzar en su independencia, pero a estos dar pasos atrás les importa poco.
Un saludo y gracias por tu visita