lunes, 15 de octubre de 2012

FELIX BAUMGARTNER. UN SALTO HACIA ADELANTE. UN SALTO PARA LA HUMANIDAD

Como los conocimientos que yo pudiera tener sobre el tema no iban a llegar ni para llenar un par de líneas y como además confieso no haber prestado demasiada atención a esta hazaña hasta ayer mismo, he preferido recurrir al conocido "copiar y pegar" del diario digital 20 Minutos y ofreceros en este Blog, lo que en él se dice.
En cuanto a las fotos, pues algo parecido porque no existen demasiadas y es que se ve que ir detrás del "atrevido Félix" haciendo fotos no era nada fácil. Así que estas son algunas de las cosas utilizadas para el "viaje" estratosférico que esperemos valga para avanzar en ciertas investigaciones que mejoren la calidad de vida de los que aquí abajo luchamos por la supervivencia de una u otra forma. (Paco10)                                                                                                              


■Récord de vuelo en globo tripulado de mayor altura tras superar los 37 kilómetros.
 ■Fue consciente de lo que hacía en todo momento, aunque pensó que "iba a perder el sentido" por la presión y el cansancio.
 ■Ascendió a la Estratosfera en un globo de apenas 0,002 centímetros de grosor, diez veces más fino que las bolsas de plástico para congelar alimentos.
 ■El objetivo es ayudar a desarrollar una nueva generación de trajes espaciales, y conocer los efectos sobre el cuerpo de la aceleración y desaceleración supersónica.

Felix Baumgartner se convirtió en el primer hombre en saltar desde más de 39.000 metros de altura después de más de dos horas de ascenso en un globo de 0,002 centímetros de grosor. El paracaidista austríaco logró romper la barrera del sonido tras efectuar un salto desde la estratosfera

Ha logrado controlar el descenso y evitar caer en barrena, lo que le podría haber llevado a perder la consciencia o sufrir una hemorragia cerebral en caso de girar de forma descontrolada

"Cuando uno está de pie en la cima del mundo, se es demasiado humilde como para pensar en los récords"

Según ha indicado en la rueda de prensa posterior, se ha convertido este domingo en el primer hombre en atravesar la barrera del sonido (1.224 kilómetros por hora) sin ayuda mecánica, al alcanzar velocidades de 1.342 kilómetros

La caída libre ha sido de cuatro minutos y 19 segundos. En total ha requerido unos 16 minutos en tocar suelo en un aterrizaje perfecto en paracaídas tras lanzarse al vacío dentro de su traje presurizado, que le protegió de la baja presión y las bajas temperaturas.

"A veces tenemos que llegar muy alto para ver lo pequeños que somos", declaró el deportista en una rueda de prensa al conocer su récord. "Cuando uno está de pie en la cima del mundo, se es demasiado humilde como para pensar acerca de los récords".

"Ha sido más difícil de los que todos nos esperábamos", declaró en exclusiva en su primera entrevista a la televisión austríaca Servus, propiedad del patrocinador del proyecto. "Durante unos segundos pensé que iba a perder el sentido", agregó, debido a la violencia de la caída por la velocidad de 1.173 kilómetros hora que alcanzó en los primeros 40 segundos. "Estás bajo presión, no sientes el aire".

Desde el punto de vista de la consciencia, siempre he sabido lo que sucedía pesar de esos momentos críticos Baumgartner no quiso abrir un paracaídas especial para estabilizar el descenso y dijo que siempre supo lo que estaba sucediendo durante la caída. "Desde el punto de vista de la consciencia, siempre he sabido lo que sucedía"

"Ha sido muy difícil. Estás deshidratado, estás cansado. Ahí arriba es un mundo distinto, el cuerpo reacciona de forma diferente. Ha sido muy difícil, espero que hayamos superado la barrera (del sonido)", declaró.

Los cálculos de la misión preven que ha roto la barrera del sonido en los primeros 40 segundos de caída libre, cuando ha acelerado en ese espacio de tiempo hasta 1.173 kilómetros por hora. "No he sentido ese golpe sónico, creo que pasa detrás de uno, estaba demasiado ocupado manteniendo el control. No tengo ni idea de si he volado a través de la barrera (del sonido)".


Otros récords

Además, Felix, de 43 años, también quebró el récord al vuelo en globo tripulado de mayor altura después de que su aparato superase los 37 kilómetros. El austriaco ascendió dentro de una cápsula amarrada al enorme –pero extremadamente delicado– globo de helio.

Baumgartner ya realizó un intento el pasado martes pero tuvo que ser suspendido por exceso de viento, ya que superaba los 40 km/h mientras que no puede sobrepasar los 10 km/h para que el salto fuese viable.

Su principal asesor es el poseedor del récord del salto en paracaídas desde mayor altitud: Joe Kittinger, de 84 años, que se arrojó en 1960 cuando era miembro de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos desde una altura de 31.333 metros.

■El plástico del globo es de apenas 0,002 centímetros de grosor, diez veces más fina que las bolsas de plástico para congelar alimentos.
■Su misión permitirá desarrollar una nueva generación de trajes espaciales.
■Se conocerán los efectos sobre el cuerpo humano de la aceleración y la desaceleración supersónica, incluido el desarrollo de innovaciones en paracaídas.

Estas son las claves:

La cubierta de la cápsula está creada para aguantar temperaturas de hasta 70 grados bajo cero

Cápsula, globo de helio y traje presurizado. La cápsula está diseñada para proteger a Baumgartner durante su ascenso. La nave pesa 1.315 kilos, tiene 3,4 metros de alto y 2,5 metros de ancho.

La mayor parte de su estructura es de fibra de vidrio reforzada y poliepóxido. La cubierta externa está especialmente creada y presurizada para aguantar las temperaturas de hasta 70 grados bajo cero que hay en la estratosfera.

La película sintética que conforma el globo es muy delicada, ya que el plástico en el que está fabricado es de apenas 0,002 centímetros de grosor, diez veces más fina que las bolsas de plástico para congelar alimentos.

Contó también con un traje presurizado para protegerle de las condiciones extremas en la estratosfera. El salto es por encima de la denominada "Línea de Armstrong", a 19.200 metros, un punto donde la presión del aire es tan baja que sin el traje, todos los fluidos corporales se evaporarían.

Condiciones meteorológicas idóneas de lanzamiento. Los vientos eran también una preocupación en la frontera de la Estratosfera, donde las turbulencias son comunes.


Las cuatro marcas:

 ■El primer humano que rompe la velocidad del sonido sin apoyo mecánico en una caída libre. Hasta ahora el récord estaba en 988 kilómetros por hora.
 ■La caída libre desde el punto más alto, 36.576 metros, cuando el récord anterior, de hace 52 años, era de 31.333 metros.
 ■La caída libre más larga, alrededor de cinco minutos y 35 segundos, cuando el récord anterior era de cuatro minutos y 36 segundos.
 ■El vuelo tripulado en globo al punto más alejado de la tierra, 36.576 metros (el anterior récord era de 34.668 metros).

La misión Red Bull Stratos tiene como objetivo "proporcionar información que promoverá el avance de la seguridad aeronáutica". Los datos se podrán utilizar para desarrollar una nueva generación de trajes espaciales con mayor movilidad y visión.

Además, se puede utilizar el resultado de ese experimento como base para protocolos de actuación para rescatar astronautas en el espacio cercano. Por último, se indica que la misión servirá para conocer los efectos sobre el cuerpo humano de la aceleración y la desaceleración supersónica, incluido el desarrollo de innovaciones en los sistemas de paracaídas

2 comentarios:

Wafah dijo...

Yo solo digo que seguro que cuando estaba bajando hacia la tierra casi a 1200 Km/h no se acordaba ni de la independencia de Cataluña, de la Merkel y sus ocurrencias, o de las elecciones de EE.UU. Eso nos da una muestra de lo insignificantes que somos nosotros y nuestros supuestos problemas, comparados con el universo infinito.

Saludos.

Paco10 dijo...

Muy aguda Wafah. Estoy contigo, porque si me dice que no ha pasado miedo y que iba pensando en lo que cuesta un kilo de garbanzos no me lo creo.
Saludos