miércoles, 31 de octubre de 2012

PORQUE ESPAÑA TAMBIÉN ES MÍA

Por Paco10

Por eso, porque me corresponde la parte alíquota de mi País, Nación, Patria o como quieras llamarlo y que en definitiva es España; por eso, porque me siento partícipe de los éxitos y de los fracasos de los que en ella estamos y copropietario a todos los efectos de la misma me duelen ciertos hechos, ciertas manifestaciones y desafecciones que se dicen sin pudor y que en cambio dudo se sientan internamente. Pero podría suceder que algunos de los que lo dicen lo sientan y entonces puedo respetar que lo digan, pero nunca que actúen amparándose en las leyes del País que ellos mismos descalifican y del que dicen no sentirse miembros.

Conviene recordar que durante muchos años algunos españoles tuvieron que buscarse la vida en cualquier rincón "prestado" por gente generosa de cualquier otro País y no precisamente del suyo y para más "inri" ayer mismo se le ha negado el nombre de una calle al recién fallecido Santiago Carrillo. Ni quise entrar en debates cuando murió hace muy poquito ni voy a entrar ahora. Simplemente me da un cierto miedo que algunos sigan con el reloj parado y no entiendan que hubo compatriotas suyos, que tuvieron que sufrir un largo exilio por defender al Gobierno legalmente constituído y después renunciaron a todo por conseguir un régimen democrático en España. Pero éstas cosas son reflexiones mías, tan posiblemente equivocadas como pueden serlo las tuyas o por el contrario tan acertadas como también  las tuyas.

El caso es que mientras algunos tratamos de hacernos fuertes, de fomentar el respeto y la unidad de lo que es nuestro, algunos se olvidan de ello por un puñado de votos y prefieren verter bidones de gasolina sobre el polvorín del maloliente "independentismo". Y es que siempre sale el manoseado tema cuando las cosas no les van bien en su parcela autonómica. Es una forma de desviar la atención y ocultar sus miserias y con la excusa de la identidad, de la lengua, de la propia cultura, de los impuestos que pagan y de lo que le roban "los españoles", que: ¡manda huevos! que a estas alturas haya quienes todavía se crean semejantes proclamas, diatribas y discursos perdidos en la noche de los tiempos y no pidan responsabilidades políticas y prefieran alinearse con semejantes planteamientos, restar y no sumar. 

 Ahora puedes arremeter contra mi y decirme lo que siempre decís en estos casos porque no pienso rectificar nada y seguiré reivindicando mi derecho a mantener unido lo que es mío en la parte que me corresponda, como haría con mi propia casa y con mi propia familia y tú piensa como te salga de ahí, pero no te equivoques. La razón no es de tu propiedad ni la historia te va a dar la razón salvo que la retuerzas a tu gusto, ni querer a España es del "facherío" ni de un signo político en particular, porque te aseguro que en mi caso no casa ni con lo uno ni con lo otro. Simplemente quiero aquello donde nací y quiero aquello que tanto echaba de menos cuando estaba lejos. Ese sentimiento entra muy dentro y dificilmente se explica, pero me importa un bledo.


En alguna ocasión he manifestado ya mi teoría del "independentismo separatista" que pregonan algunos cuando el anonimato es la fórmula más socorrida y parapetándose en las multitudes y detrás de una bandera, respetable y querida mucho me temo que no son conscientes de lo que hacen en lugares como esos ni de las pretensiones que pueden estar reivindicando y que sin quererlo se le pueden volver contra sí mismos. Por eso pienso que deberían llevarse a cabo las reformas que hiciesen falta para que todo esto desembocase en un Referendum, del que yo deberías ser partícipe como ciudadano español y con con diciones vinculantes sin que los resultados pudiesen ser modificados en unas decenas de años.

Llegados a este punto me gustaría saber los resultados que se obtendrían y cuantos de los que ondean banderas en manifestaciones o de los que se manifiestan más independentistas que nadie, votarían salirse "de casa" para irse a vivir al monte. Creo que la metáfora se entiende fácilmente y como tú, lector/a de este Blog eres lo suficientemente inteligente no necesitas ninguna aclaración al margen, pero si alguien lo necesitase puede centrarse en algún tratado histórico sin manipular a conveniencia y desde luego ser solidario, amante de su País y de la tierra que le vio nacer, seguro que no es ninguna enfermedad mental ni ninguna anormalidad.

Un añadido o nota leída por ahí:

 Se ha visto a Rajoy en un vídeo, titulado ‘Me gusta Cataluña’ declarando su amor por dicha tierra. Su antecesor Aznar  hablaba catalán en la intimidad, éste dice que le gusta las cosas que hacen los catalanes, “su ánimo emprendedor”, y “su capacidad de integración de personas que vienen de otras culturas y de otros orígenes”. Pero lo que ya roza lo esperpéntico es escuchar a González Pons alabando la cercanía entre Cataluña y “la meva terra”, Valencia. Y añadiendo “Som de la mateixa pell y de la mateixa sang” (somos de la misma piel y de la misma sangre).
Eso lo dice un elemento del PP valenciano que jamás ha tenido la más mínima palabra de cordialidad hacia los catalanes, ya que la derecha valenciana es profundamente anti catalana.
Se necesita ser cínico y falso para hacer todas éstas afirmaciones.

Algunos es que son capaces de matar a su propio padre por unos cuantos votos, aunque estén contaminados de "chapapote". De vergüenza

7 comentarios:

Wafah dijo...

Pues no podría añadir ni una coma ni un punto a lo que expresas en tu escrito. Totalmente de acuerdo con tus postulados. Y esperemos que esta deriva independentista no sea la ruina para españoles y catalanes.

Saludos.

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón. Yo creo que es una cortina de humo para no ver el deterioro de la comunidad, además los catalanes parece que están convencidos que al día siguiente de la independencia, van a tener menos paro, no van a tener que pagar el euro por receta, va a desaparecer el paro......
Creo que ni Mas creía que iba a tener tanta repercusión su propuesta inicial.
Un abrazo de Marisa

trillian dijo...

Yó de verdad estoy bastante hartita del sr. mas y de cualquier independentista de cualquier región española.

Solo decirles qué si quieren un pais a su medida...se compren un pedazo en él desierto, y monten ahí su "circo"a su imagen y semejanza.
Mi España está muy bíen como está,(enterita) yó los dejaría ...qué ladren a ver si revientan.

Los qué no esten contentos....ya saben donde está la puerta.

Saluditos.

Xana dijo...

Bueno, pues aunque comparto muchas de las cosas que dices, tengo que decir que yo lo veo un poco diferente.

Personalmente no quiero obligar a nadie a que se sienta español y estaría encantada de que se hiciera un referendum en Cataluña y si la mayoría de catalanes decidieran que querían independizarse, por mí, perfecto. Buen viento les lleve y por eso tan amigos, cada uno en su casa y Dios en la de todos.

Ahora bien, quien se independice que lo haga totalmente, con todas sus consecuencias y, sobre todo, que lo hagan conociendo toda la información que los políticos, de todo pelaje, han estado callando todos estos años.

Hace más de 20 años que la Unión Europea tiene aprobada una Directiva según la cual, si cualquier parte de un Estado Miembro se independiza, en el mismo momento de acceder a la independencia, el nuevo país dejaría de pertenecer a la UE.

Para convertirse en nuevo Estado Miembro, tendría que solicitarlo, que su solicitud se admitiera y en caso afirmativo, iniciar las negociaciones para el ingreso, lo que puede llevar mucho tiempo, incluso si no hubiera ningún veto.

Lo anterior quiere decir que en el mismo momento de acceder a la independencia, se establecerían fronteras tanto con Francia como con España y Cataluña saldría del espacio Schengen, con lo que desaparecéría la libre circulación de personas, al tiempo que todos los productos catalanes tendrían que soportar aranceles de entrada en la UE.

Los funcionarios europeos catalanes que optasen por la nacionalidad catalana dejarían automáticamente de ser funcionarios europeos, ya que solo pueden serlo los nacionales de los Estados Miembros.

Y todos esos quebrantos para la economía catalana se producirían sin tener que hacer ningún boicot como represalia o autodefensa.

Ah, y por último, todos los catalanes deben de saber que, contrariamente a lo que puedan hacerles creer, la Directiva que comento no se aprobó a instancias de España, ni mucho menos, sino a instancias de Francia, uno de los estados más centralistas de Europa (si no el que más) y que cortó de raíz sus problemas con los corsos, bretones, etc., etc.

Sin embargo, los sucesivos gobiernos de España (tanto autonómicos como estatales), no han dado ninguna publicidad a dicha Directiva durante todo este tiempo porque tanto a unos como a otros les viene muy bien "azuzar" el tema independentista porque mientras unos y otros hablamos de "lo malos que son los españoles" o "lo malos que son los catalanes" no estamos hablando de lo que de verdad debiera preocuparnos a TODOS los ciudadanos: El desmantelamiento del Estado de bienestar; la degradación galopante de la sanidad y la educación; el aumento, en progresión geométrica, del paro; las nubes negras que se ciernen sobre nuestras pensiones; el empobrecimiento general de la población, etc., etc.

Todo está inventado, y al "pueblo" siempre se le engañó para que los privilegiados pudieran seguir viviendo a su costa y a "papo de rey".

Saludines

Paco10 dijo...

Amiga Xana: He leído detenidamente tu comentario digno de una entrada en cualquier blog y no encuentro la diferecia entre lo que tú piensas y lo que digo yo. Creo que coincidimos en todo que es lo mismo que piensan la gran mayoría de españoles de cualquier provincia, región o pueblo, incluídos aquellos catalanes, vascos y leoneses que no se alinean con las tesis del político oportunista de turno.
Me haría falta un estudio histórico, basado en documentos que explicasen a fondo toda esta temática del independentismo separatista, que por más que me esfuerzo no llego a entender, como seguramente tampoco me entiendan a mi.......... así es la vida.
Saludos y gracias por tu aportación

Estrella Altair dijo...

Hola Paco, he leido tu escrito, hace años estuve .... "unos 10 minutos" en política como concejala en mi pueblo...

desde entonces fuí vacunada debidamente y ahora soy completamente inmune y cuando digo inmune es inmune a la política, ha dejado de interesarme del todo..

y en esta vida son otras mis prioridades.. al margen de ideologías de estas que sirven de poco..

Un abrazo..y puede que incluso lleves razón... quien sabe..

Paco10 dijo...

Gracias Estrella por tu visita y gracias por haber dejado tu comentario que no deja de ser un empujoncito más hacia adelante al Blog.
Saludos