domingo, 26 de agosto de 2012

SANCHEZ GORDILLO ¿HÉROE O VILLANO?


 Por Paco10   
La verdad es que no sé por qué ahora se abre un debate como el que se ha abierto a raiz de las acciones llevadas a cabo por el Sr Sánchez Gordillo y el sindicato SAT, con sus manifestaciones de protesta y desobediencia civil, cuando es algo que debería estar ya más que superado y solucionado. Ni es el primer caso y ni será el último, ni es la primera vez ni será la última, ni lo hace solamente el Sr Sánchez Gordillo y sus afines, ni deben dejar de hacerlo, mientras no enderecen el rumbo de la nave quienes tienen poder y potestad para hacerlo.

 Es posible que al leer las líneas anteriores pueda deducirse que mi forma de pensar es coincidente con aquellos "revolucionarios" presuntamente, trasguesores de las leyes sin más. Pues no es así. Trato de estar dentro de Ley siempre, pero sobretodo porque comprendo que me dá pánico enfrentarme a ella y hacerlo es de valientes y personas comprometidas hasta la médula. Personas muy difíciles de comprender y entender, pero que merecen todo nuestro respeto y consideración a pesar de que únicamente les serán reconocidos sus méritos en medio de las malvas de sus tumbas, como casi siempre.

Mientras tanto siguen los unos diciendo que comenten un delito, como la mayoría de Jueces y Fiscales, otros que se queda en una mera crítica política, como es la opinión de Jueces para la Democracia o el propio exdirector de Greenpeace-España.
Para la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), el Foro Judicial Independiente (FJI), la Asociación de Fiscales (AF) y la Unión Progresista de Fiscales (UPF) es "claro" que puede haber robo con violencia y coacciones.
El portavoz de la APM, Pablo Llarena, ha dicho que llevarse comida de un supermercado "sin el consentimiento de su dueño y desplegando violencia", ya que de no haberse ejercido los empleados lo hubieran impedido, "tiene una calificación clara" en el Código Penal y es delito de robo con violencia.
Igual opinión tiene el presidente del FJI, Ángel Dolado, para quien los asaltos fueron un "delito claro" de robo con fuerza o intimidación, y no se produjo hurto famélico -cuando se roba para comer-, delito que está exento de pena.
Estas ideas son compartidas por el presidente de la AF, Antonio Roma, que ha dicho que nuestro ordenamiento "no tolera" esas sustracciones con la disculpa de que es para dar de comer a otros.
La presidenta de la UPF, María Moretó, ha comentado que desde el punto de vista jurídico "las vías de hecho nunca son buenas porque esto se convertiría en la ley de la selva".
Por contra, el portavoz de JpD, Joaquim Bosch, ha valorado que los que se llevaron carros de comida lo hicieron como "crítica política" y de forma "puntual".
En el trasfondo de las iniciativas de Sánchez Gordillo y el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) está la de "llamar la atención sobre un problema social indudable" al igual que en las de Greenpeace por cuestiones ambientales.


Estas son algunas de las manifestaciones que se hacen y seguramente que llevan razón todos y como tú que lees esto también tienes tu propia opinión, puedes dejarla como comentario o sacas tus propias deduciones personales. Porque la legalidad y la ilegalidad algunas veces tienen la línea tan fina que se mezclan y nos conducen al error. Y puestos a hablar de conductas y éticas, imagina la compra de una mansión o vivienda como la del Ministro de Economia Sr de Guindos y estoy seguro que te has preguntado, cómo es posible que el máximo responsable de la economía de un país en crisis pueda permitirse semejante tren de vida,  y con toda seguridad te vas a encontrar con respuestas recordándote que es perfectamente legal que el ministro haga con su dinero lo que le parezca y además tendrían toda la razón. Es legal que De Guindos tenga 600.000 euros para comprarse un ático; es legal que lo haga antes de que entre en vigor la subida del IVA decidida por él mismo para ahorrarse un buen pellizco; es legal que el ático se haya devaluado hasta casi una tercera parte de su valor inicial como consecuencia del desplome del mercado de la vivienda. No cabe duda, De Guindos es un Ciudadano legal y además "listo".

Lo que por el contrario es ilegal es que el dirigente agrario Diego Cañamero saque unos carros con alimentos de primera necesidad de un supermercado para llamar la atención sobre el hecho de que muchas familias en nuestro país tienen dificultades, no ya para llegar a fin de mes, sino para alimentarse como es debido. Del mismo modo que es ilegal intentar paralizar que desahucien a una familia o hacer una sentada frente al Parlamento. ¿Qué es legal y qué es ilegal? ¿Qué Código ético es el correcto y cual no? ......... yo no lo sé, pero da la impresión de que la Ley y la ética a veces están tan separadas como en política lo están el Capitalismo y el Comunismo.

Va a ser complicado hacer entender a los ciudadanos que quien se ha llevado cuatro carros de billetes de €uros, está hasta bien visto y respaldado por sus congéneres políticos y quien se ha llevado cuatro carros de comida como ayuda a necesitados y como acto de concienciación social, sea considerado un delincuente y un peligro para la sociedad a la que pertenece. Es difícil Sr. Ministro del Interior explicar esto aunque lo considere "una fantochada" y es imposible no suscitar reacciones adversas del propio aludido hacia Vd. con frases como: "O está borracho o es tonto". Yo me atrevo a decirle, que sin "Iluminados" como éste, el mundo sería muy distinto y seguramente Vd. no sería Ministro. ¿Cómo tenemos que llamar nosotros a su petición al dueño del hotel pacificamente ocupado, en su exterior, para que procediese a formular una denuncia contra los ocupantes?: ¿Amenaza?, ¿Chantaje?,¿Abuso de autoridad?.......  Se están Vds. luciendo. Alguna colega suya piensa que 8000 €uros mensuales, son los ingresos de las familias humildes, eso sí cuando trabajan dos. A un Diputado de su partido no se le ocurre otra cosa que decir que, "Con 5100 €uros las paso canutas"...... y ¿lo próximo que va a ser?. En cuanto pinchemos a "La Espe" nos suelta otra perlita de estas y claro, viviendo de espaldas a la sociedad, no se entienden ciertas conductas y se machaca siempre a los mismos. ¡Ya está bien!. Por eso son necesarios muchos "Cañameros", "Sánchez Gordillo" y "Movimientos 15-M" 

Que sigan los políticos y los juristas discutiendo si son legales o ilegales sus acciones, que sigan pensando si son galgos o podencos, pero Sr. Sánchez Gordillo y simpatizantes: sigan con sus protestas y sus denuncias mientras sea posible, porque si de todo ello se deduce algo positivo, nos beneficiaremos todos. Los derechos no son favores que quieran hacernos, sino algo que nadie  puede arrebatarnos y quien lo hace si que comete un delito.

EL SECUESTRADO Y EL CARCELERO

HAREMOS COSAS QUE HELARÁN LA SANGRE DE LAS VICTIMAS......

Alberto Pérez Giménez.-  19/08/2012
El Confidencial 



La excarcelación de uno de los secuestradores, carceleros y torturadores de José Antonio Ortega Lara pone a prueba la diferencia entre un Estado de Derecho y una banda de criminales sin escrúpulos, entre una sociedad que se guía por las leyes de las que ha decidido dotarse y unos asesinos incapaces de sentir la más mínima piedad por sus más de 900 víctimas. Pero, también, la libertad de Uribetxeberria Bolinaga es un hito más en el largo camino de agradecimiento que la sociedad española, algún día, debe dedicar a las víctimas de la barbarie etarra.
Políticamente, hay poca discusión. El reglamento de Instituciones Penitenciarias establece una serie de parámetros para conceder el tercer grado a un recluso, enfermo terminal de cáncer. Bolinaga, según los médicos consultados, tiene una muy alta probabilidad de morir en un año. El juez Pedraz, casi con toda seguridad, decidirá mañana que cumpla condena en su domicilio y bajo control. El problema viene cuando la izquierda proetarra intenta aprovechar la enfermedad de su acólito para plantear un pulso al Gobierno. ¿Si la ley lo dice, por qué ponerse en huelga de hambre? ¿No debería haber obligado el Ejecutivo a que dejaran su desafío –maquillado entre lonchas de jamón york del economato que escondían muchos en los colchones o tras un desayuno contundente, como el valiente gudari Otegui– antes de poner en libertad a Bolinaga? Probablemente, pero éste ha sido otro episodio mal gestionado desde la Administración.
Pero si políticamente parece más o menos claro, sentimentalmente el caso de Bolinaga se complica hasta extremos de náusea. Que Bolinaga, uno de los cuatro carceleros que mantuvieron a Ortega Lara en un zulo durante 532 días, que se iban por las noches a dormir plácidamente a sus casas mientras un hombre moría en vida en un habitáculo poco mayor que un ataud (2,40 por 1,70), que le castigaban teniéndole más de 16 horas en una oscuridad permanente y que, cuando la Guardia Civil le pedía que desvelara cómo se accedía al zulo de la nave de Mondragón, respondía “que se muera ese carcelero”, que ese individuo reclame ahora la piedad que nunca tuvo con Ortega Lara es una auténtica prueba de fuego en la que la sociedad debe demostrar cuánto nos diferencia de una banda de asesinos.
Para aquellos que quieran recordar hasta donde puede llegar la maldad de un individuo que ahora reclama el amparo del mismo Estado y las mismas leyes que ha pretendido destruir con bombas, tiros en la nuca y secuestros, les recomiendo que vean la primera –y una de las únicas- entrevistas que concedió Ortega Lara. Fue a Fernando Sánchez Dragó en Telemadrid, en el año 2007, diez después de su liberación. En ella, con total serenidad, Ortega Lara va desgranando la tortura de sus 532 días de cautiverio, en los que perdió 25 kilos hasta ser liberado con apenas 49, cómo le pidió al agente de la Guardia Civil que bajó a su zulo que le matara “de una puta vez”, creyendo que era uno de sus captores...


Cuesta trabajo imaginar el sufrimiento de un hombre enterrado en vida todo ese tiempo, tanto que cuando el agente le convenció de que era la autoridad y asomó la cabeza por el agujero del zulo, le dijo: ves, me has engañado y me quienes matar delante de todo estos...” y Ortega Lara volvió a esconderse en su ataud. Hasta que el juez Baltasar Garzón, que comandaba la operación, pudo decirle: “Bienvenido al mundo de los vivos”.
O el momento más estremecedor del relato, cuando Ortega Lara reconoce que había decidido suicidarse, pese a sus hondos sentimientos cristianos, para unos días después de que se produjese su liberación. “Te sientes el gran culpable de lo que sufre tu familia... De modo que si ellos, a los que pedí mil veces que me matasen, no me quisieron matar, de alguna manera tenemos que terminar esto... Lo tenía pensado, por ahorcamiento. Había elaborado una cuerda trenzando bolsas de basura y tenía ensayado cómo debía doblar las rodillas sobre la silla... Hasta un mecanismo de seguridad para que no fallara...”.


Cuesta trabajo no dejarse llevar por las vísceras al saber que el carcelero que hizo pasar por esto a Ortega Lara va a salir mañana de la cárcel. Y es imposible ponerse en la piel del propio Ortega Lara o de las otras víctimas del terrorismo (no hay que olvidar que Bolinaga participó también en el asesinato de cuatro guardias civiles). Pero precisamente por eso, a las víctimas hay que permitirles, es lo mínimo, que expresen su dolor, que digan, como manifestó la presidenta de la AVT a este diario, que se sienten traicionadas por este Gobierno como se sintieron por el anterior. Todos los gobiernos han liberado presos enfermos, todos han acercado etarras a las cárceles vascas por cálculos más o menos políticos amparándose en distintas interpretaciones de la ley. Ya lo dijo la madre de Joseba Pagazaurtundua a Patxi López“Harás cosas que nos helarán la sangre”. Pero por lo menos, dejemos a las víctimas quejarse sin insultarlas por ello. Es lo mínimo que este país les debe después de cuarenta años dando un ejemplo que nadie, aún, ha sabido valorar.

miércoles, 22 de agosto de 2012

INMATRICULACION - IGLESIA CATÓLICA

Seguramente has oído hablar últimamente de las INMATRICULACIONES llevadas a cabo por la Iglesia Católica y seguramente también has oìdo opiniones tanto a favor como en contra. El caso creo que merece la pena conocerlo y para poder formarnos una opinión hay que indagar un poco e informarse sobre esta peculiar, al menos, forma de inscribir bienes  en el Registro de la Propiedad.
Para poder ofrecerte una información plural, he recopilado varios artículos y estudios en internet y te los ofrezco a continuación.



 ¿Qué es LA INMATRICULACIÓN?:

Derecho Hipotecario
ENCICLOPEDIA JURIDICA

En términos muy generales podrían identificarse los conceptos de inmatriculación y primera inscripción, pues así parece deducirse de los que dispone el artículo 7 de la L.H. al decir que «la primera inscripción de cada finca en el Registro de la Propiedad será de dominio y se practicará con arreglo a los procedimientos regulados en el Título VI de esta Ley», que trata de la concordancia del Registro con la realidad judicial. Teóricamente y en puridad de conceptos puede ser defendible que inmatriculación y primera inscripción son diferentes, ya que la inmatriculación es la forma de ingreso en el Registro de una finca, mientras que la primera inscripción se refiere al derecho que sobre la misma recae. Esta tesis está basada en el derecho alemán, que admite la inmatriculación de finca sin que sobre la misma recaiga ningún derecho, pero en España, aunque podían señalarse supuestos de inmatriculación de fincas (como el de la finca inmatriculada sólo en una cuota de condominio o aquellos otros en los que el primer asiento es una anotación preventiva por defecto subsanable de falta de previa inscripción), lo cierto es que para una mayor claridad es preferible la unificación de conceptos. Y así, en esta línea, se acepta el concepto que diera ROCA SASTRE: «el ingreso de una finca en la vida registral, realizado en virtud de una primera inscripción de su dominio a favor del inmatriculante, la cual abre folio de registro particular, es obtenido por medios particulares y surte efectos específicos». La exégesis de este concepto destaca el ingreso de la finca en la vida registral que debe realizarse en virtud de una primera inscripción de su dominio, pues no se admite la inscripción de finca que no pertenezca a nadie. La frase «abre folio de registro particular» es una consecuencia de los artículos 8 y 243 de la L.H., que disponen que el Registro de la Propiedad debe llevarse abriendo una particular a cada finca en el libro correspondiente y que todas las inscripciones, anotaciones, cancelaciones posteriores relativas a la misma finca deberán practicarse a continuación, sin dejar claros ni huecos entre los asientos. La inmatriculación es obtenida por medios peculiares, como son los señalados por la Ley Hipotecaria, y surte efectos específicos que son objeto de discusión. Por ejemplo, se plantes el tema de si por la inmatriculación pueden ser amparadas por el artículo 32 de la misma. Igualmente, en ciertos casos, cuando la inmatriculación se lleva a cabo en virtud de documentos públicos, ésta no surte efecto frente a tercero hasta transcurridos dos años de su fecha (art. 207 L.H.).

Como medios generales para la inmatriculación están el expediente de dominio, el título público de adquisición (en ciertos casos y con ciertos requisitos), el acta de notoriedad a la que se incorpora el título privado de adquisición, las resoluciones judiciales firmes declarando la propiedad de bienes inmuebles, las certificaciones administrativas de bienes del Estado, provincia, municipio y corporaciones de derecho público o que formen la estructura política del Estado y también las de la Iglesia Católica, las certificaciones expedidas por los tesoreros de Hacienda en las adjudicaciones a favor de Estado de bienes ejecutados por débitos fiscales, los títulos de concesiones administrativas, las actas de notoriedad referentes a aprovechamientos de aguas públicas (actualmente vigente sólo en vías de aplicación transitoria de la nueva Ley, de 2 de agosto de 1985), los títulos anteriormente inscritos que no hubieran sido reinscritos en el plazo de la reconstitución del Registro y otros casos que regulan diversas leyes especiales.

                                                  ------------ooooooo-----------



"El confidencial Navarro" 26 abril 2012

La propiedad

La propiedad es un hecho anterior al registro. El registro es una forma de dar seguridad jurídica y publicidad a la propiedad. El registro no crea la propiedad sino que la refleja. Si un día ardiera el registro, eso no quiere decir que todos los propietarios perderían la propiedad de los bienes registrados. De la misma manera, el registro no es causa de la propiedad sino más bien su consecuencia.

Inmatricular

El concepto de inmatriculación se refiere a la primera inscripción de un bien en el registro de propiedad. Sólo se pueden inmatricular bienes que no están previamente registrados, lo que nos lleva al siguiente punto.

La Iglesia no se apropia de bienes ajenos

La Iglesia no puede inmatricular inmuebles que están registrados por otras personas o por otras instituciones. La Iglesia, por tanto, no se apropia de nada ni puede registrar los inmuebles que le parezca. La Iglesia no puede inmatricular El Sadar, El Corte Inglés, el piso de un particular ni la ikastola de la esquina.

Un privilegio relativo

Cualquiera pude registrar un bien en el registro de la propiedad. En este sentido, las inmatriculaciones llevadas a cabo por la Iglesia no suponen ningún privilegio. La ley faculta a la Iglesia, sin embargo, para inmatricular bienes en igualdad de condiciones que el estado, las provincias, los municipios o las corporaciones de derecho público, los cuales pueden inmatricular un bien incluso careciendo de título escrito de dominio. Puede ser discutible, de hecho es lo único que se discute en el campo jurídico, que la Iglesia tenga que tener esa facultad. Que tenga esa facultad, sin embargo, no quiere decir que la Iglesia carezca de títulos de dominio de los bienes que ha inscrito, que pierda la propiedad de los bienes registrados si pierde esa facultad o que esos bienes registrados no sean suyos.

Los bienes que inscribe la Iglesia no son públicos ni del estado

Desde distintos medios se viene repitiendo la idea de que la Iglesia se “apropia” de los bienes que inscribe, lo cual es rotundamente falso. Por un lado, como decíamos, la Iglesia no puede inscribir bienes que ya estén registrados a nombre de un propietario, incluyendo el estado, las comunidades autónomas o los municipios, quienes además pueden inmatricular, como también señalábamos, en igualdad de condiciones que la Iglesia. En todo caso, toda entidad o particular que pueda alegar la propiedad de un bien inmatriculado por la Iglesia siempre puede recurrir la inmatriculación ante la Justicia.

No es un privilegio franquista

Otra de las ideas falsas que se repiten desde los medios respecto a las inmatriculaciones de bienes por parte de la Iglesia es que se realizan al amparo de una ley franquista de 1944 y a la reforma del Reglamento Hipotecario acometida por Aznar en el año 98. La falsedad de este mantra resulta evidente para cualquiera que se moleste en leer el Reglamento Hipotecario de 1.915, donde ya aparece la capacidad de inmatricular de la Iglesia en condiciones equiparables a las del estado, o en el Real Decreto de 6 de noviembre de 1.863 que regulaba el Registro de la Propiedad. De hecho, este decreto nos da la clave del sentido de las inmatriculaciones, que pasamos a explicar en el siguiente punto.

Sólo muy recientemente la propiedad se encuentra debidamente documentada

Aunque actualmente el más mínimo trámite en nuestras vidas mueve en la administración montañas de papeles, no ha sido así en el pasado. La exposición de motivos del citado Real Decreto de 1.863, regulando el Registro de la Propiedad, exponía respecto a la inscripción de los bienes de la Iglesia tras las desamortizaciones que ésta había sufrido que “Como gran parte de unos y otros [bienes amortizados y no amortizados] carecen de título inscrito, bien porque nunca lo tuvieron, ó bien porque se extraviaron al incautarse de ellos el Estado, por más que abone su dominio una larguísima y no interrumpida posesión, es indispensable suplir este defecto de modo que, sin faltar á la ley, pueda tal inscripción verificarse sin menoscabo de ningún derecho”. Es por ello que se articulaba esta facultad para la Iglesia. El mundo en el que hace 150 años o más cada propiedad se encontraba perfectamente documentada y registrada con títulos escritos y depositados en un registro público es sencillamente imaginario. El propio Real Decreto citado, incluso siendo el encargado de regular el funcionamiento del Registro de la Propiedad, declaraba en su preámbulo la innecesariedad de inscribir los templos destinados al culto, porque “no es indispensable que estén señalados con un número en el Registro para que sea notorio su estado civil”. Y efectivamente nadie ha cuestionado la propiedad de los bienes de la Iglesia (ni siquiera quienes los amortizaron) hasta el momento presente, en el que algunas instancias anticatólicas pretenden crear la ficción de que nunca se ha sabido a quién han pertenecido los templos, conventos u otros bienes de la Iglesia.

La usucapión

En relación con lo anterior, en un mundo donde no todo estaba inscrito ni ordenado, la legislación civil siempre ha contemplado la forma de otorgar seguridad jurídica al poseedor de un bien cuya titularidad no estaba documentada (ni por él ni por otro) pero cuyo dominio sobre ese bien se prolongaba durante un amplio espacio de tiempo. Esta figura jurídica, llamada usucapión, se describe a partir del artículo 1.941 del Código Civil y establece la adquisición de la propiedad de los bienes inmuebles por el poseedor al cabo de 30 años de posesión incluso “sin necesidad de título ni de buena fe”. Bajo ningún concepto cabe confundir esta figura con la “ocupación”, ya que precisamente ésta se ejecuta sobre un bien registrado o del que es titular un propietario. Por la misma razón tampoco cabe comparar la ocupación con la inmatriculación, cuya característica principal es precisamente la de constituir la primera inscripción en el registro ola de estar la Iglesia, a veces desde tiempo inmemorial, en posesión del bien inmatriculado. Los bienes del estado son imprescriptibles, pero obviamente siempre que el estado (que puede registrar con la misma facilidad que la Iglesia) pueda demostrar que es propietario. Todo esto quiere decir que, más allá de las proclamas mediáticas o políticas incendiarias, en el campo jurídico el debate real no está de hecho tanto en la propiedad misma de los inmuebles de la Iglesia, sino en su capacidad para seguir inscribiéndolos por un procedimiento particular.

No hay jurisprudencia y sólo algunas sentencias en todos los sentidos

El debate de las inmatriculaciones no ha tenido de momento una amplia expresión en los tribunales. De hecho no existe jurisprudencia en los tribunales al respecto sino algunas sentencias aisladas de algunos juzgados, alguna ni siquiera firme, que en algún caso han dado la razón a la Iglesia y en otro al municipio.

La Iglesia inmatricula sus bienes para protegerse

Recapitulando algunos conceptos, podemos concluir que los lugares de culto, evidentemente, fueron erigidos con ese fin. Desde tiempo inmemorial han sido dominio incuestionado de la Iglesia y destinados a ese fin. La Iglesia, básicamente, se limita a registrar sus bienes para protegerse de posibles ataques como haría cualquiera. El registro, por lo demás, no crea la propiedad sino que la refleja. La Iglesia no puede registrar todo lo que le parezca. Para que la Iglesia pueda registrar algo, tiene que tener dominio sobre ello y no puede estar registrado previamente por nadie. Incluso si la Iglesia registra algo que no está registrado por su propietario, el propietario se puede oponer al registro oponiendo su título de propiedad. Por lo demás, si un bien es de la Iglesia, como es lógico puede venderlo, arrendarlo o hacer con él lo que le parezca. Cabe señalar también la paradoja de que quienes más insisten en separar la Iglesia del estado pretendan ahora al mismo tiempo que hasta los lugares de culto sean del estado. Finalmente, las inmatriculaciones más recientes, a la luz de los hechos, no son más que una reacción justificada ante la agresividad de sectores que, más que defensores del laicismo o la aconfesionalidad del estado, podrían calificarse más bien como anticatólicos.
                                                        ----------oooooo-----------



El Senado rechaza modificar la ley para evitar que inscriba bienes La Iglesia católica. Por lo tanto  podrá seguir haciendo inmatriculaciones.
PP y CiU se pronuncian a favor de la Iglesia; PSOE y Entesa, en contra.
06 de junio de 2012 (EFE)

El Pleno del Senado  rechazó recientemente la toma en consideración de una proposición de Ley de la Entesa en la que pedía la modificación del artículo 206 de la Ley Hipotecaria que equipara los diocesanos a los funcionarios públicos acreditados para inscribir bienes inmuebles en el registro.

En la defensa de la iniciativa, el senador Joan Saura ha denunciado que la Iglesia "ha estado y está registrando unilateralmente y de forma opaca a su nombre edificios del patrimonio nacional" que no figuraban a nombre de nadie.

Saura preguntado sobre cuántas apropiaciones por parte de la Iglesia se han producido y aunque ha dicho desconocer los datos a nivel nacional, ha asegurado que sólo en Navarra ha habido 1.087 "apropiaciones indebidas" en los últimos 12 años.

El senador de la Entesa ha subrayado, además, que la Mezquita de Córdoba, construida en el siglo VIII, es propiedad de la Iglesia católica desde el año 2006 "porque la registró como suya sin ningún trámite de información publica", lo que ha calificado de" absolutamente escandaloso".

La senadora de CiU Eva Parera ha considerado que en su discurso Saura había "demonizado en exceso" a la Iglesia y ha explicado que la normativa de derecho canónico "exige" que las certificaciones que emanan de los obispos tengan un procedimiento previo que pueda garantizar su veracidad.

Por el PSOE, que ha apoyado la iniciativa, Arcadio Díaz Tejera ha rechazado la pretensión de Saura de trasladar el debate hacia las relaciones Estado-Iglesia y lo ha centrado en el expediente registral, que, a su juicio, "se debe llevar en los registros de la propiedad, con las debidas garantías".

El senador del grupo popular Joaquín Luis Ramírez ha argumentado que la certificación administrativa "ha demostrado ser especialmente útil para que accedieran al registro de bienes los inmuebles de la Iglesia dado que es infrecuente su enajenación".

Además, según este parlamentario, quienes se sientan perjudicados por ese artículo de la Ley Hipotecaria "siempre podrán ejercitar la acción declarativa del dominio del inmueble inscrito en el registro de la propiedad ante los tribunales".

                                                  ------------oooooo------------


UNA LEY HEREDADA DE LA DICTADURA  FRANQUISTA:

La Ley Hipotecaria española, redactada en plena dictadura franquista, concede a la Iglesia Católica gracias a una reforma que realizó el gobierno del Partido Popular en 1998, la potestad de inscribir a su nombre en el Registro de la Propiedad bienes que no estaban inscritos a nombre de nadie. Éste es el acto conocido como “inmatricular”.

El artículo 199 LH establece los procedimientos a seguir para la inmatriculación en el Registro de la Propiedad de las fincas que no estén inscritas a favor de persona alguna y entre estas fórmulas, establece que puede verificarse dicha inmatriculación «Mediante el certificado a que se refiere el artículo 206, sólo en los casos que en el mismo se indican».

Dicho artículo 206 LH, da la posibilidad al Estado, a la Provincia, al Municipio y a las Corporaciones de Derecho público o servicios organizados que forman parte de la estructura política de aquél y a la Iglesia Católica, de inmatricular fincas, cuando carezcan de título escrito de dominio, mediante certificación del funcionario competente en el caso de organismos públicos, o del Obispo en cuya Diócesis se encuentre radicada la finca, en el caso de la Iglesia Católica.

EL REGALO DEL GOBIERNO DEL PP A LA IGLESIA CATÓLICA EN 1998:

Inicialmente, el artículo 206 permitía a la Iglesia la inmatriculación (registro) de algunos bienes que carecían de propietario, a excepción de los “templos destinados al culto católico“. En su primera legislatura, el PP retiró la excepción con el Real Decreto 1.867, sin llevarlo a debate en el Congreso de los Diputados: “se suprime por inconstitucional la prohibición de inscripción de los templos destinados al culto católico, y se admite, siguiendo las legislaciones especiales sobre Patrimonio del Estado y de las entidades locales, la posibilidad de inscripción de los bienes públicos con arreglo a su legislación especial”

Gracias a esta modificación del gobierno de Aznar, la Iglesia ha llegado a registrar catedrales y otros edificios históricos de valor incalculable por menos de 30 euros.
La avaricia de la Iglesia Católica no respeta ni las creencias ajenas: puede presumir de poseer la inmatriculación registral de la Mezquita de Córdoba. En 2006 se hizo con el monumento, patrimonio de la Humanidad, por 30 euros.

EL TAMAÑO DEL EXPOLIO SE DESCONOCE:

El Registro de la Propiedad no detalla el expolio legal que ha realizado la Iglesia desde 1998, ya que figuran a nombre de diversas instituciones. El único informe que existe lo realizó el Parlamento navarro en 2008, tras una consulta de Izquierda Unida. Entonces, se realizó un recuento de las inmatriculaciones de todos los juzgados de la región entre 1998 y 2007. El Arzobispado había registrado 1.086 bienes, que se pueden consultar en el siguiente documento.

                                                    ------------oooooooooo------------

Diario de Noticias, 08/03/2012

El diputado socialista navarro Juan Moscoso pidió  en la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados que se reforme la Ley Hipotecaria para impedir a la Iglesia católica la inmatriculación de bienes, una práctica que calificó de “fraudulenta”, y abogó por que se pongan en marcha vías “para la devolución de los inmuebles y terrenos registrados”.

El diputado socialista recordó que la Ley Hipotecaria de 1946 se reformó en 1998 por el Gobierno de Aznar “mediante un Real Decreto y sin debate parlamentario”, para permitir a la Iglesia “el registro de bienes y terrenos, equiparándola a las administraciones territoriales y locales, de manera que puede emitir sus propios certificados de dominio en ausencia de título de escritura pública”. Esta práctica ha sido especialmente intensa en Navarra, donde la Iglesia ha inmatriculado a su nombre más de mil bienes, según los datos de la Asamblea en Defensa del Patrimonio.

Moscoso se refirió a las inmatriculaciones durante la defensa de una enmienda a una proposición no de ley sobre la revisión de los acuerdos Estado-Santa Sede. La iniciativa socialista considera necesario “analizar el marco de relaciones creadas con la Iglesia católica definido por los acuerdos con la Santa Sede de 1979 y, en su caso, proponer su revisión, con el fin de asegurar y defender la laicidad del Estado como un elemento consustancial a la idea de libertad e igualdad, y como una condición sine qua non para una convivencia armónica en nuestro país”.

Defendió asimismo la necesidad de “suprimir los privilegios claros que existen para algunas confesiones”. En este sentido, la enmienda socialista plantea “establecer un tratamiento fiscal igualitario de las distintas confesiones religiosas que asegure el pago de impuestos en igualdad de condiciones”, como el Impuesto de Bienes Inmuebles. Moscoso reclamó una “separación total” entre el Estado y las diferentes confesiones religiosas”, impulsando “una Ley de libertad de conciencia y religiosa que evite privilegios y discriminaciones por razón de creencias, que garantice la neutralidad religiosa en los espacios y actos públicos para que no haya confusión entre lo público y lo religioso”. Algo para lo que “hay que trabajar mucho en este país”, reconoció el diputado socialista, hasta llegar a “una laicidad positiva como la mejor garantía para asegurar una convivencia de ciudadanos con diversas o ninguna creencia”.

                                                     ---------oooooo--------

Las certificaciones de dominio

Entre los medios de inmatriculación de fincas que no estén inscritas a favor de persona alguna, el art. 199 incluye “el certificado a que se refiere el art. 206, sólo en los casos que en el mismo se indican”
Nos hallamos ante un medio privilegiado de inmatriculación de fincas pertenecientes a determinadas personas jurídicas, de carácter excepcional, y, por consiguiente, ante la necesidad de que la interpretación de las normas que lo regulan se produzca de una forma restrictiva.

Para la práctica de este tipo de inmatriculación han de concurrir los siguientes requisitos:
La finca, cuya inmatriculación se solicita, ha de pertenecer al Estado, a la Provincia, al Municipio, a las CCAA, a las Corporaciones de Derecho público o servicios organizados que formen parte de la estructura política de aquel, y a la Iglesia Católica.
Las entidades y corporaciones de que se trata han de carecer de título inscribible de dominio; en otro caso, habrán de servirse de los demás medios de inmatriculación.
Es necesario que la finca no se halle inmatriculada y que en la certificación se exprese el título de adquisición o el modo en que fue adquirida.
La certificación ha de ser expedida por funcionario competente, con las circunstancias que preceptúa el art. 303 RH.
El asiento de inmatriculación, practicado en virtud de estas certificaciones de dominio, está también sujeto a la suspensión de efectos establecida en el art. 207 LH.




lunes, 20 de agosto de 2012

ETA, CRISIS, FINANCIACIONES IRREGULARES, CORRUPCIÓN ....... COMPAREMOS


Por Paco10
No voy a descubrir nada si digo que el tema de la lucha antiterrorista es un filón para periodistas, políticos y naturalmente también para los que algunas veces tratamos de expresarnos por estos medios a falta de "púlpitos" más altos y con mejor acústica, por lo tanto no estoy descubriendo la pólvora, ni tan siquiera "la siesta", pero conviene de vez en cuando y más cuando las circunstancias lo aconsejan no dejar en el olvido ciertas actitudes pasadas, ciertas conductas equivocadas o no, o decisiones no compartidas muchas veces por desconocimiento de lo que se oculta  detrás. Y viene todo ello a colación porque o ahora nos toman el pelo, o nos lo tomaron antes, pero parece que de ello no nos libramos. Debe ser nuestro destino.
No hace tantos años que el Partido en el Gobierno, el PSOE y de Presidente Zapatero tuvieron que lidiar el caso de De Juana Chaos  con una huelga de hambre, con una publicidad mediática bestial y una respuesta en la ciudadanía soporte de la derecha que a veces rayaba en la esquizofrenia. El resultado lo conocemos todos o casi todos. De Juana fue "liberado" y se fugó y ahora échale un galgo, pero las cicatrices que el tema dejó en el Gobierno Zapatero están ahí. ¿Quién alimentaba la oposición, las manifestaciones verbales y las de la AVT? ... El PP. ¿Quién rompió el Pacto antiterrorista y encabezaba manifestaciones detrás de una pancarta? ... El PP.


El Gobierno anterior negoció o al menos lo intentó hacer, con los etarras, pero no lo ocultó y unos pueden estar en contra y otros a favor, personalmente yo estoy a favor, porque entiendo que salvar una vida es mucho más importante que dejarse llevar por la prepotencia o el orgullo, pero respeto a quien piense lo contrario, siempre que esté convencido de que la próxima víctima de los terroristas va a ser su padre, su hermano, su hijo...... y entonces si sigue con su planteamiento además de respeto también tendrá mi admiración.  Pero no valen trampas.
Todos los Gobiernos han negociado y para mi es una prioridad que lo hagan. Este también y la demagogia y el populismo ese de que no hay que hacerlo, pues para los que así piensen. Pero las barbaridades que tuvo que aguantar el Gobierno anterior y los silencios de ahora son insultantes.

La vida da tantas vueltas que al final es como un círculo y volvemos al sitio de donde partimos. Así ahora la historia se repite, pero con actores diferentes. El PP gobierna o desgobierna, que no está claro esto y se le ponen en huelga de hambre los "De Juana Chaos" de turno, mientras el PSOE está en la Oposición. Por el momento desconozco que haya habido manifestaciones contra la decisión del Gobierno de dar el tercer grado al etarra guardián de Ortega Lara y dispuesto a dejarlo morir. Desconozco que haya habido descalificaciones de mal gusto como hizo el Sr Rajoy a Zapatero y desconozco otras muchas cosas que ni quiero ni deseo recordar. No quiero ser un grano en su camino, Sres del PP y ya nos irán contando si les apetece como llevan eso de la vuelta de los etarras huídos y como tenemos que llamarlo, porque supongo que negociación, no. Lo mismo haber llevado al Parlamento este tipo de asuntos como hizo su predecesor, no hubiese estado demás, pero claro... Vds. eso de ir a dar explicaciones al Parlamento, como que no.

Es cierto que el PSOE ha cometido errores durante sus mandatos y no me voy a  parar en ello, pero si se le acusa ahora de deslealtad o el "Vocero de turno", un tal Floriano, dice que : "El PSOE está trabajando en la Oposición de la manera más cruel con la que se pueda hacer política", posiblemente no estaba en este mundo cuando su líder y hoy Presidente del Gobierno decía en 2005 en el Debate sobre el Estado de la Nación lo siguiente y que recojo del Plural:
- “Si su mandato, Sr. Zapatero, terminara aquí, usted pasaría a la historia como el hombre que (…) sembró las calles de sectarismo y revigorizó a una ETA moribunda”.
Y añadió: -“Es usted quien se ha propuesto cambiar de dirección, traicionar a los muertos y permitir que ETA recupere las posiciones que ocupaba antes de su arrinconamiento”.
-El presidente del Ejecutivo le replicó con rotundidad: “Ha quedado claro que ustedes han decidido no apoyar el Gobierno en la lucha contra el terrorismo”.
Y así aconteció a lo largo del proceso de paz en relación a ETA. Rajoy –tenido estúpidamente por algunos como un político moderado- no sólo no se arrepintió de sus canalladas verbales contra Zapatero, lanzadas en el Congreso de los Diputados, sino que aprobó la oleada de manifestaciones callejeras, montadas desde Génova 13 por el PP y destinadas a instrumentalizar en beneficio político propio a la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), José Francisco Alcaraz, Federico Jiménez Losantos y Pedro J. Ramírez, entre numerosos personajillos de patada y tentetieso.
Jaime Mayor Oreja, el mayor farsante o gurú de estar por casa, desde la transición a la actualidad, no abre la boca después de que desde el Ministerio del Interior se le haya otorgado el tercer grado al etarra Josu Uribetxeberría Bolinaga. ¿Pero por qué calla Mayor Oreja? Porque fue, siendo ministro del Interior, el que aprobó la concesión del tercer grado a los terroristas a punto de morir. Preguntado Rajoy en una entrevista con El País sobre Mayor Oreja, el jefe del PP dijo: “Hay que escuchar a Mayor Oreja como hago yo”. Y así le va, don Mariano, siempre usted fuera de juego.

A pesar de todo esto nunca admitió el PP haber roto el Pacto Antiterrorista, que precisamente había sido una iniciativa del entonces Presidente J.L.R. Zapatero y en cambio se cansaron de repetir lo contrario. O yo tengo muy buena memoria o el grado de pasividad ciudadana está llegando a extremos alarmantes, porque todo esto no es de hace 100 años.

Sigo empeñado en hacer comparaciones y se me ocorren a "bote-pronto" la de la Financiación irregular a Partidos Políticos con los casos FILESA Y NASEIRO. El resultado, Salas a la cárcel y Naseiro en la calle. ¿por qué? pues porque unas grabaciones hechas a Naseiro, tesorero del PP, se consideraron ilegales, que no falsas y a Salas tesorero del PSOE se le consideró culpable.

Ahora tenemos además el caso Gürtel y la presunta financiación irregular del PP otra vez. Bueno no solamente se dice, por los dirigentes del PP, que esto no tiene nada que ver, sino que según Cospedal:  "el PP no ha recibido dinero", sino que en la trama Gürtel "lo que han hecho ha sido aprovecharse del Partido Popular". "Es una cosa distinta",.¡Anda! y tan distinta, como que las cantidades están a años luz. Esperemos que la Justicia haga bien su trabajo y sobretodo que no sea tuerta, porque eso de ver siempre con el ojo "izquierdo" ya va quedando obsoleto y se nota mucho.

Otra comparación podría ser la de aquel Director General de la Guardia Civil, conocido por Roldán y Matas, por ejemplo. Uno en un puesto y el otro en otro distinto, al final lo que parece es que se llevaron lo que se puso a su paso, pero tampoco las cantidades son coincidentes y el tratamiento dado por sus correligionarios, menos. Roldán protagonizó una fuga peliculera y fue la causa de que un Ministro tuviese que dimitir. Fue condenado y en cierta medida se convirtió en un chivo expiatorio. Desconozco, seguramente porque no se ha producido, que haya habido manifestaciones desaprobatorias por parte del PP hacia el ex-Ministro Jaume Matas y ex-Presidente de la Comunidad Balear y hasta a nivel de calle, parece que es algo normal y que ya es algo pasado. Pues para mi aún sigue vigente el caso y espero no perder la memoria.


Si hacemos una comparación de la gestión de la famosa Crisis esta que tenemos encima, entre los dos Gobiernos que les ha tocado hacerlo, tendríamos para un buen rato y seguramente nos precipitaríamos en el diagnóstico. Uno, el de Zapatero ya terminó su gestión, porque perdió las elecciones en Noviembre, entre otras muchas razones, porque Rajoy propagó a los cuatro vientos sus poderes mágicos, para acabar con ella y además bajando impuestos, no tocando el IVA, ni la Educación, ni la Sanidad, ni las Pensiones, ni la Dependencia........ Una lista inteminable de mentiras, como que el Gobierno saliente le había mentido en las cuentas o que sabía muy bien lo que tenía que hacer para salir de la crisis y crear empleo. Lo cierto es que si el uno lo gestionó mal, este la está, y perdón, "cagando". Para este viaje no habíamos necesitado alforjas. Que ahora justifiquemos el ataque frontal al Estado del Bienestar porque: "Es lo que toca", "Sabemos lo que tenemos que hacer", "Hay que tomar medidas que son impopulares, pero necesarias", "haremos lo que tengamos que hacer para salir de la crisis"....... Oiga Vd. ¿de verdad tiene alguna idea de lo que tiene que hacer?. Porque yo no lo tengo nada claro y estoy convencido que lo que está haciendo ya lo tenía más que premeditado y que el mejor favor que nos podía hacer es dejarnos como estábamos. Está bien que les mienta a su electorado y a los ciudadanos en general, pero tocar la cartera, de Funcionarios una y otra vez, subir el IVA, subir el IRPF, implantar el "repago" sanitario (céntimo sanitario y 40% del importe de las recetas, ya se pagaba), y todo eso que Vd. mejor que yo sabe, es un atentado a la más elemental de las inteligencias. ¿Por qué no toma alguna medida que de verdad veamos que pueda frenar la crisis?. Le pongo algún ejemplo, que como viene haciendo se va a pasar por el forro. Reestructuración y eliminación si es necesario de Administraciones Públicas. Ya sabe: Diputaciones, Senado, reducción de número de políticos y prebendas, Economía sumergida, paraísos fiscales, amnistias fiscales, reflotamientos de bancos, reducción de ayudas a confesiones religiosas (estamos en un Pais Laico) y  ........ vale vale, que me paso y al final con lo recaudado tenemos que hacerle algún préstamo a la Merkel.

Lo que tengo claro es que la crisis terminará y ojalá sea pronto y que como la lucha antiterrorista, no va a ser por el esfuerzo de los políticos, sino porque los ciudadanos hemos sido poco menos que masacrados y porque la situación es reversible. No tengo la más mínima duda de que cuando esto termine los galones, las estrellas de muchas puntas, las medallas y los elogios se los van a llevar unos y se va a demonizar a otros y será motivo de estudio y de análisis por los entendidos. Si en mi casa no gasto, lo ahorro todo, pero me muero seguro.

¿CUALES SON LA BANDERA Y EL HIMNO ESPAÑOLES?


Vicenç Navarro
Por Viçent Navarro
A raíz de las declaraciones a un rotativo catalán, ARA, del deportista catalán Àlex Fàbregas, participante en las Olimpiadas de Londres, en las que declaraba que no sentía el himno nacional español, ni tampoco, consecuentemente, la bandera nacional española, como suyos, y sí en cambio sentía la bandera catalana, La Senyera, y el himno catalán, els Segadors como suyos, se movilizaron las predecibles voces insultantes en las que todo tipo de epítetos se dirigieron a tal deportista y a sus defensores.
 
Tal reacción muestra, una vez más, la escasísima cultura democrática que existe en algunos círculos nacionalistas españoles que han expresado siempre gran hostilidad hacia cualquier proyecto que difiera del suyo. En vez de establecer un diálogo, la respuesta es siempre la misma. El insulto tanto verbal como físico, incluido el militar. No en vano, la Constitución española atribuye a las Fuerzas Armadas la garantía de lo que llaman la Unidad de España, artículo de la Constitución que entra en claro conflicto con el principio democrático de que la soberanía radica en la ciudadanía. Por lo visto, bajo esta Constitución, si el pueblo catalán decidiera separarse de España, ello sería impedido por el Ejército, aun cuando el resto de la población española así lo aceptara. En realidad, en tal Constitución no existe espacio para considerar tal posibilidad. En otros países en los que he vivido por muchos años durante mi largo exilio, tal posibilidad sí que existe. Así, en EEUU, el Estado de Texas tiene la potestad, si así lo desea, de separarse de EEUU, posibilidad que, por cierto, muchos estadounidenses de persuasión progresista favorecerían debido a las posturas profundamente conservadoras que tal Estado suele sostener y promover. En otro país donde viví muchos años, Suecia, se vivió a principios del siglo XX, en 1905, una separación de parte de su territorio, Noruega, sin que hubiera conflicto alguno. Un acuerdo sin más respondiendo al deseo de Noruega y aceptado por Suecia.

En España, el enorme y asfixiante centralismo del nacionalismo español, más presente en las fuerzas conservadoras que en las progresistas (aun cuando estas últimas comparten frecuentemente elementos importantes de este centralismo que caracteriza el nacionalismo español), ha siempre respondido con hostilidad y agresión (incluida la militar) a todo intento de redefinir tal Estado, aceptando la descentralización (el llamado Estado de las autonomías) precisamente para no reconocer la plurinacionalidad del Estado español. Es ese nacionalismo español el que también ha mostrado la Transición española de la dictadura a la democracia como módelica, presentando la Constitución como un documento ejemplar que era mejor no cambiar (excepto en nocturnidad y alevosía para obedecer el dictado del gobierno alemán en aprobar el pacto fiscal).

Las consecuencias de la Transición Inmodélica
Como he escrito en varias ocasiones, la Transición dejó mucho de ser modélica (ver mi libro Bienestar insuficiente, Democracia incompleta. De lo que no se habla en nuestro país). Se hizo en términos muy favorables a las fuerzas conservadoras que controlaban el Estado español. Había un enorme desequilibrio entre las fuerzas políticas que se sentaron en la mesa para diseñar tal Transición. Por un lado, las conservadoras, herederas de la dictadura, que continuaban teniendo un gran poder, controlando, además del Estado, la mayoría de medios de información y persuasión, mientras que las izquierdas, que lideraban las fuerzas democráticas, acababan de salir de la prisión o de volver del exilio. Ni que decir tiene que las movilizaciones obreras jugaron un papel esencial en finalizar aquella horrible y sangrienta dictadura. Pero los partidos políticos de izquierda que se sentaron en la mesa, tenían muy poco poder. Ello dio como resultado una Transición y una Constitución inmodélicas. El sistema democrático al cual dio lugar, fue muy limitado, produciendo un bienestar muy insuficiente. Lo que está pasando con las víctimas de lo que se llama en España “el franquismo” (que debería llamarse fascismo) es un claro ejemplo de ello. Una juez de Argentina tendrá que proteger sus derechos –respondiendo al Derecho internacional- debido a que los que tenían que haberlo hecho en España no lo hicieron. Y, España continua siendo el país con el gasto público social por habitante más bajo de la UE.

En tal Constitución aparece la bandera borbónica como la bandera española, y la Marcha Real como himno nacional, frente al cual los súbditos tienen que cuadrarse en silencio. Tales símbolos definen bien la España de la Transición. Pero para millones de españoles –que perdieron la mal llamada Guerra Civil (que fue un golpe militar fascista frente a un sistema democrático) y sus sucesores, herederos que luchamos durante la dictadura por la democracia-, ni la bandera ni el himno son los nuestros. Lo es por ley, pero no lo sentimos nuestro. En realidad, aquel himno fue el himno de los golpistas, y la bandera borbónica (con cambios mínimos) fue la que los golpistas enarbolaron en su victoria en aquella rebelión antidemocrática (que no hubiera ocurrido sin la ayuda militar de Hitler y Mussolini). Este rechazo es muy acentuado en Cataluña (cuya cultura fue brutalmente reprimida por los golpistas) y no solo entre los independentistas (cuyo proyecto no comparto pero respeto) sino entre gran parte de la población.

La bandera republicana



Mi bandera española (tan querida como La Senyera), es la bandera por la cual mis padres y su generación lucharon (perdiendo una guerra) y es la bandera que las fuerzas democráticas, también en Catalunya, defendimos durante la dictadura. La bandera republicana, que, por cierto, me alegra ver que aparece cada vez más en las manifestaciones de protesta a lo que está ocurriendo en nuestro país. Esta bandera liga las demandas presentes de un mundo mejor con nuestras luchas y las de nuestros antepasados para establecer otra España, la España de los distintos pueblos y naciones de España, frente a esta España del establishment, cuyas políticas están causando un enorme dolor sin que tengan ningún mandato popular para llevarlas a cabo pues nunca estuvieron en sus ofertas electorales. En esta España, que un número creciente sentimos que no es la nuestra, hemos visto el intento desesperado de tal establishment liderado por la Monarquía, de utilizar los Juegos Olímpicos, para movilizar el sentimiento de apoyo a la Marcha Real y a la bandera borbónica, presentándolas como las españolas (porque así lo dice la Constitución), con la presencia activa de la Familia Real para conseguir crédito político de las merecidas victorias de los deportistas españoles. Todo ello como indicador de la necesidad que tal establishment siente de legitimar su poder que está perdiendo apoyo popular rápidamente.

Mientras todo ello ocurre, en España está prohibida la exhibición, incluso en las competiciones deportivas, de la bandera española que mejor representa la España democrática, ansiosa de libertad y solidaridad, por la cual millones de españoles lucharon, siendo fusilados, encarcelados, torturados y/o exilados por ello. A la vez que la Familia Real intentaba oportunísticamente promover su imagen en los Juegos Olímpicos, apareciendo siempre en los medios de información junto a los equipos españoles vencedores, en Alicante, días después, un ciudadano era sancionado en el estadio donde se jugaba el partido de balonmano entre la selección española y la argelina, por querer mostrar su apoyo al equipo español enarbolando la bandera española republicana. El gobierno español justificó tal sanción bajo el argumento que tal gesto “incitaba a la violencia” (Público, 16.08.12). Ello muestra, no solo el nivel de intolerancia antidemocrática de las derechas en España sino su enorme temor e inseguridad, conscientes de que hay la otra España que derrotaron que, no solo continúa existiendo, sino que está creciendo.

La necesidad de recuperar nuestra bandera y nuestra cultura republicana

Se me dirá que estoy despertando sentimientos que estarían mejor guardados a fin de facilitar la convivencia. Pero los que utilizan tal argumentación ignoran que el lado vencedor nunca adoptó ninguna medida conciliadora, que exigiría un cambio radical en su comportamiento con los vencidos. El caso citado de las víctimas de la dictadura es un ejemplo bochornoso de ello. Reconciliarse con esta actitud es olvidar nuestro pasado, que es lo que la izquierda nunca debería haber hecho. Fueron primordialmente las izquierdas las que lucharon por la democracia y fueron primordialmente las derechas las que primordialmente la destruyeron, como ahora están destruyendo los pocos derechos sociales y laborales que se habían conseguido en el periodo democrático.

Una última nota. Es muy importante que en las manifestaciones de protesta luchando por otra España, la España auténticamente democrática, se recupere esta memoria, entre otras razones, para que la juventud sepa que son continuadores de otras generaciones que lucharon y a veces vencieron. Y parte de ello es no solo recuperar la bandera republicana, sino la cultura democrática que caracterizó a las izquierdas, incluyendo las canciones de resistencia antifascista. Sorprende que la multitud no cante en las movilizaciones de protesta en España, una situación que es casi única a los dos lados del Atlántico donde he vivido. En Italia y en Francia, las canciones de la resistencia antifascista aparecen una y otra vez en las manifestaciones. Y en EEEUU, los cantos de los movimientos sociales de protesta son la norma, cantándose con frecuencia lo que es, en la práctica, el himno de las izquierda americano, This Land is your Land. En España, tenemos muchas canciones que millones de voces cantaron en el pasado incluso en condiciones de clandestinidad y en su lucha por la democracia canciones que también se están olvidando como parte de este olvido histórico que las izquierdas han practicado. Reforzarían las posibilidades de tener un futuro, si tales canciones y tal cultura estuvieran también ahora presentes en tales manifestaciones que exigen –con razón- otra España.

Vicenç Navarro es Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

martes, 7 de agosto de 2012

LOS PALOS NO CESAN Y LOS APOYOS SIGUEN

Por Paco10

Yo siempre he pensado que los ciudadanos de este Pais, somos de lo más sufrido y de lo más paciente, rayando a veces en la apatía y en el desánimo, quizá porque la rémora franquista aun sigue ahí. Es decir, si todo nos lo van a dar hecho ¿para qué complicarnos la vida?. Pero estoy empezando a creer que además de los residuos que puedan quedar del ayer somos un poco tontos y muy poco responsables también. Porque con la que nos está cayendo, con los palos que nos están arreando cercenando nuestros derechos conseguidos a base de cotizaciones e impuestos durante nuestras vidas, hay quien sigue justificando lo injustificable y poniendo las espaldas de los demás, que no las suyas se supone, para que sigan flagelándolas sin piedad. Por eso pienso que somos un poco tontos y a veces un poco irresponsables cuando seguimos sin tomar medidas de presión, no apoyamos los movimientos contrarios a los que se han abrazado al capitalismo salvaje y se han constituído en "castas políticas" del Pais y además callamos ante "purgas" contra la libertad de expresión o insultos que retratan a quien los dice y al partido que acepta o mantiene en su seno este tipo de conductas, o escondemos la cabeza como el avestruz debajo del ala y sino justificamos obviamos, asuntos tan graves como la corrupción que nos invade y salpica a políticos de todos los signos. No hay que olvidar que la masa electoral que sustenta a estos partidos, siguen en buena medida, respaldando y apoyando sus políticas y eso si que me hace pensar y no encuentro la respuesta. A mi me gustaría que quienes así hacen, sean ellos y no los demás quienes aguanten el chaparrón y no seamos los que no compartimos estos métodos y medidas igualmente los castigados.

Los políticos de espaldas a la realidad
 Ya sé que las mayorías, son las que establecen las bases políticas y económicas y sé también que se puede ser tan dictador habiendo ganado unas elecciones como sin ellas y no me es ajeno aquello de que si hoy te he apoyado, puedo dejar de hacerlo mañana, si los programas y el rumbo no se cumplen o se cambian. Vamos, que para mi seguir apoyando a quien no ha cumplido nada de lo que dijo, o peor aun, ha tomado medidas contrarias a lo prometido y está perjudicando gravemente los intereses de los españoles más necesitados, es simple y llanamente un disparate con unas consecuencias incalculables y que van a tener que seguir pagando las próximas generaciones, culpables únicamente de haber nacido. Me niego a encuadrarme en este grupo, que con toda su buena fe, seguramente, están contribuyendo a que el Estado del Bienestar siga destruyéndose a velocidades de vértigo y a que se cercenen derechos y libertades adquiridos después de muchos debates, tiempo, consensos y trabajo.

Yo me atrevo a decir, porque así lo dicen los expertos y no los políticos, que existen otras medidas alternativas para poder salir del pozo donde estamos y que nada tienen que ver con los Funcionarios, la Sanidad, la Dependencia o la Educación. Y me atrevo a decir que si la economía sumergida aflorase o las fortunas de los Paraísos Fiscales se controlasen posiblemente nada de lo que se está haciendo fuese necesario. Reflotar la banca sin aplicar medidas económicas que nos lleven a crear empleo, no deja de ser algo incomprensible, pero no es mi tema el económico hoy, sino la responsabilidad y corresponsabilidad política.