lunes, 6 de mayo de 2013

LA CRISIS Y EL PARO NO SE COMBATEN CON TORPEDOS CONTRA LA SOCIEDAD


Por Paco10

El Gobierno difícilmente puede ahora hacer las cosas bien cuando en la oposición no acertó ni una. Los indicadores son peores y los diagnósticos son inexistentes y otras veces equivocados y así es imposible curar al enfermo. No tienen ideas y tampoco dejan que los aconsejen. Estamos asistiendo a un pulso Conservadores-Sociedad que puede explosionar sin control y eso no es nada deseable, pero jugar con fuego siempre termina igual. Uno se termina quemando. El gran problema es que la cerilla la llevan unos y los bidones de gasolina los que nada tienen que ver con esta historia porque nada han hecho para llevar a este País a la situación actual. Lamentablemente el dicho de que "la guerra la hacen los ricos para que se maten los pobres", sigue estando en vigor o hay quienes se empeñan en que esté de actualidad. No creo yo que lleguemos a hacer las barbaridades que hicieron otros hace menos de un siglo, pero hay que ver el tiempo que ha pasado y aun seguimos hablando de los "nacionales" y de los "rojos". No parece que la herida esté convenientemente suturada ni cicatrizada y lo mismo la culpa la tiene la llamada "Transición". Pero esa es otra cuestión.

¿Tenemos que extrañarnos ahora de que en la encuesta del CIS, el Gobierno y los políticos en general sean calificados como lo son?. Pues pienso que hay motivos más que suficientes para soltar todo el lastre que nos han puesto en la mochila y aunque las calificaciones estadísticas no dejan de ser subjetivas, también es cierto que orientan sobre las tendencias del pensamiento ciudadano y algo sobre lo que quisiera hacer una mención especial: ¿Os habéis dado cuenta de la valoración que se les da a las llamadas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado?. A mi no me cuadra esto. Hace días, quizá algún mes la Policía apaleaba a los que se manifestaban, también por la defensa de sus emolumentos e incluso había hechos que si judicialmente no son delictivos, popularmente sí lo son. Que ahora se les eleve a los altares es para pensar que está pasando algo que a mi se me escapa. Que además a la Guardia Civil se la encumbre por encima de Instituciones como la Monarquía o la Clase política, está claro que se nos ha olvidado el 23F, que ante Policías y Guardia Civil no sirven razonamientos, que su democracia interna es inexistente y que el charol de los tricornios o el resplandor de los sables nos están cegando. No nos extrañemos que algún día y con más razones, los Funcionarios de Prisiones pasen a liderar estas calificaciones por mantener en el sitio que se han ganado a viudas tonadilleras deslenguadas a su antojo, a curas pederastas, a Alcaldes que jugaban a trío con los impuestos de los ciudadanos y se paseaban por los platós de las televisiones regodeándose con sus bolsas llenas a buen recaudo, a toreros imprudentes homicidas, a tesoreros de cuello y pelo blancos con patrimonios incalculables y miradas sostenidas sin atisbo del más mínimo remordimiento y la soberbia del que sabe que la última carta la tiene escondida en la entrepierna. Ese día debería haber llegado ya, pero por lo menos se le espera.

No sé si es acertado o no que la Monarquía ejerza de árbitro y alerte o despierte a los responsables políticos sobre la conveniencia de un Pacto para minimizar los efectos del desbocado paro, pero acertado o no, Monarquía o República, creo que no es que sea conveniente, es que es obligado y que debería haberse llevado a cabo ya. No se puede esperar a esa explosión social, que parece que algunos están deseando que ocurra. Pues no. Si hay que pactar páctese, si hay que ceder, cédase, pero de ninguna forma podemos ahora enrocarnos y quedarnos esperando que el temporal amaine, porque no lo va a hacer si nosotros no hacemos porque lo haga.

Este video te puede resultar interesante:
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=xrViE2mK0mo

Parece que yo sea una autoridad en el tema y no lo soy ni entiendo más que entiende el más viejo de mi pueblo natal, que no sé quien es. Pero abaratar la mano de obra, reducir el consumo porque se incrementa la presión fiscal y el paro convertido en una hemorragia continua, es fácil deducir que hay que poner coto a tanto desmadre. Por lo tanto es posible que lo que yo diga no valga para nada y esté equivocado, pero algo habrá que hacer, digo yo ¿O no?. Porque parece ser que la solución para este Gobierno o parte de sus seguidores, es aumentar el paro, privatizar lo público, sangrar a los pensionistas, despedir funcionarios, reducir salarios y si es necesario eliminar los servicios sociales y abandonar o no asistir a los enfermos o dependientes. Yo a estas posiciones, las llamo fascistas, pero a lo mejor es una barbaridad, lo cierto es que no se me ocurre otra calificación y mira que le estoy dando vueltas.

Las promesas de que salimos de la crisis o empezamos a recuperar precisamente coincidiendo con las próximas elecciones generales a mi no me convence. Es más me suena a burla y a tomadura de pelo y una cosa es que te pisoteen tus derechos y otra muy diferente que además te tomen por tonto sin serlo. Ya he dicho en este mismo Blog, que de la crisis vamos a salir y estoy totalmente convencido que así será. Lamento no poder decir cuando porque no lo sé, pero salir se sale aunque tengamos que lamernos las heridas durante mucho tiempo, restregar contra las piedras del cauce del arroyo nuestros harapos y lamentar que nuestros descendientes tengan que pagar una deuda que nosotros, sus parientes más allegados no les hemos dejado ni hemos provocado. Esto me entristece y me hace pensar demasiado. Que además haya "salvadores de patrias" que se pongan más chatarra sobre sus pechos me cabrea.

2 comentarios:

Trecce dijo...

A mi lo que más me cabrea es que hay gente, que encima está sufriendo las consecuencias de este desastre y que se traga las trolas que nos meten un día sí y otro también, gente con un nivel cultural aceptable que pontifica sobre eso de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y nos hemos cargado lo que nuestros padres, con una vida más austera, nos legaron.
Vamos a ver, mi madre, con su vida, más austera que la mía, es cierto, tuvo "privilegios" que su madre (mi abuela) no conoció sino de anciana. En casa, tuvimos lavadora, calefacción, cocina de gas, agua corriente... Es cierto que alguno de estos adelantos llegó cuando ya no éramos tan niños nosotros, pero mi madre los tuvo, mientras mi abuela fue a lavar al río, tenía lumbre baja, brasero, había que ir (a mí me tocó alguna vez) a por agua a la fuente pública...
Nosotros (yo, al menos), los que hasta hace poco éramos clase media y ahora somos ni se sabe qué, no hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, hemos disfrutado de los avances que también han ido conociendo otras generaciones, si me quieren hacer responsable de otras cosas, vale, pero no de esta.

Paco dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con tu apreciación Trecce y en otro "artículo" ya hacía referencia a lo de "Vivir por encima de nuestras posibilidades". Creo que el título era algo así como: "YO NO HE VIVIDO POR ENCIMA DE MIS POSIBILIDADES, ¡CAPULLO!", pero llevas toda la razón en eso de que tienen unos seguidores empedernidos con una fidelidad que raya ya el "sectarismo". Lo lamentable de todo esto es que pagamos todos las decisiones de los demás y eso será democracia, pero nos joden bien.
Por supuesto que nuestros predecesores no han tenido los medios tenológicos y de confort que tenemos hoy en día, pero mira por donde a lo mejor eso era el avance y cualquiera sabe si se hubiesen apuntado al carro de esta era.
Un saludo y gracias por tus aportaciones.