jueves, 27 de junio de 2013

LA OPOSICIÓN CULPABLE POR OMISIÓN


Hace ya bastante que escribí que de la crisis íbamos a salir. No es ninguna profecía ni una afirmación de ningún visionario, sino la consecuencia lógica de un análisis del más humilde de los ciudadanos, que no por ello el más tonto. No voy a volver sobre los mismos pasos ni los mismos argumentos. Cualquiera que piense mínimamente llegará a la conclusión de que de cualquier crisis se sale y otra cosa diferente son los métodos empleados para salir de la misma y las secuelas, cicatrices y cadáveres que van a quedar atrás. De todo ello alguna vez se harán los pertinentes análisis y las generaciones venideras darán cumplida cuenta de ello. Esas generaciones son las que me preocupan.

Una vez hecha esta pequeña reflexión o irreflexión, me llama la atención la pasividad que muestran nuestros políticos en general cuando escuchan las barbaridades que se dicen por miembros del Gobierno o Portavoces del partido en el Gobierno. Todo vale para algunos, para otros desde luego que no. Ayer mismo en una conversación telefónica manifestaba mi preocupación por esas afirmaciones y por las actitudes políticas que se están produciendo diariamente y que ni en la etapa franquista había oído. No, no soy nada nostálgico de ningún régimen y menos del franquista. No creo que a estas alturas tenga que demostrar nada al respecto, pero nunca había oído a ningún Ministro decir que los que tienen una nota de 6,5 en la Universidad puede que estén equivocados y deberían haber elegido otra cosa. Ni había oído a nadie hablar tan descaradamente de la corrupción como se hace ahora, ni he conocido que régimen alguno haya mantenido en el poder y defendido a sus lacras internas en forma de corruptelas durante años presionando si hace falta a los miembros de la  Judicatura, ni he conocido nunca a Gobierno alguno que haya ido contra la Sanidad Pública o la Educación. Al contrario: Siempre se ha intentado potenciar "Los pilares en los que se basa una democracia": La Sanidad, La Educación, Las Pensiones, La Ayuda a los desempleados, la Ayuda a los Dependiente...... sin todo esto cualquier Gobierno está carente de ideas, de principios y de humanismo. Un Gobierno que pretenda desmontar lo público en lugar de potenciarlo, lo mejor que podría hacer por el bien de todos es desaparecer si puede ser hoy mejor que mañana.

De verdad que diría lo mismo de cualquier Gobierno y en esto ni tengo colores ni ideologías. El Gobierno que no cumpla estos mínimos requisitos, por mi parte no merece ningún respeto ni credibilidad. Son arribistas ineptos anclados en lo más tenebroso de nuestra peor de las idiosincrasias. España no es lo que se pretende sino lo que era. Por eso no entiendo que la Oposición no queme ni un solo cartucho en la defensa de lo que nos hemos labrado durante años. El Pueblo, esa cosa a la que recurren solamente cuando hay elecciones está contra las medidas del Gobierno en general. Convoquen movilizaciones. No les importe manifestar sus opiniones y revolucionar al electorado, porque van a tener su apoyo inmediato. No les pidan el voto después, como si no hubiese pasado nada a los ahorradores que llevan  años diariamente en la calle porque les han robado sin rubor. No les pidan el voto a los que por sus políticas o su pasividad tienen que dormir en casa de los familiares porque los han desahuciado. No les pidan el voto a los Pensionistas que ven como merma su poder adquisitivo. No les pidan el voto a todos aquellos que han perdido sus becas, a los que han visto como se les recortaban sus ayudas por ser personas dependientes, a los que malviven porque todos están en paro.............. Vds. Los de la Oposición, están siendo cómplices de las políticas del Gobierno por omisión, los tienen cogidos por los mismísimos y eso además de doler, les tiene inmovilizados y descolocados. Pues está claro: O prebendas o regeneración a fondo; ¿Que eligen?.

4 comentarios:

MARÍA FERNANDA Terzi dijo...

Excelente!

Paco dijo...

Gracias Mª Fernanda por tu visita y me alegro que te haya gustado. solamente intento expresar "parte" de lo que pienso en cada momento y a veces prefiero no hacerlo. Ya te puedes imaginar porqué. Saludos

Trecce dijo...

Esta mañana oía el lamento casi desesperado de una mujer que se confesaba acérrima socialista pidiendo al exministro Moratinos, a quien estaban entrevistando, que hiciera algo.
Le decía que como él y otros como él tienen acceso a las altas instancias, que por favor, hicieran algo (esa era la frase que repetía una vez y otra) para detener el desmantelamiento a que está siendo sometido el llamado estado del bienestar por parte de este gobierno.
Creo que el grito de esta mujer de sesenta y pocos años, que se lamentaba de que lo que tanto costó a generaciones enteras conseguir, se esté perdiendo en un abrir y cerrar de ojos, es el de tantos ciudadanos que estamos asistiendo a la merma irresponsable de derechos (derechos, sí) adquiridos con esfuerzo y hasta sangre en beneficio de unos pocos especuladores que van a sacar una tremenda tajada a costa del sufrimiento ajeno.

Paco dijo...

Como siempre amigo Trecce muy acertado tu comentario. Yo poco voy a añadir, porque lo que no haya dicho en esta entrada lo he dicho o escrito en otras. No hay excusas, no podemos quedarnos callados y asistir a ese desmantelamiento al que haces referencia. La pasividad la vamos o la estamos pagando bien cara.
Un saludo