domingo, 23 de marzo de 2014

ADOLFO SUÁREZ - DEL YUGO Y LAS FLECHAS A DEMÓCRATA

No voy a utilizar hemerotecas, estudios, biografías y demás documentales sobre el ex-Presidente del Gobierno Adolfo Suárez. Como suelo hacer casi siempre desgrano mis opiniones y por lo tanto estas están sujetas a errores, pero son eso; mis opiniones y la forma en la que yo he percibido los hechos desde mi punto de vista y mis experiencias.

La enseñanza principal que yo extraigo de la vida política de Adolfo Suárez es su valentía, su coraje a la hora de afrontar y proponer los cambios necesarios para con un consenso que se echa de menos, poder llegar a cambiar la Sociedad Española saliente de una Dictadura a una Democracia plena, y llama más la atención que precisamente fuese un militante franquista, con numerosos cargos en la Dictadura el que fuese capaz de ponerse al frente de ese gran cambio y ser capaz de tener la clarividencia de saber donde quería que fuésemos los españoles cambiando totalmente el sesgo político. No sería justo ni por mi parte ni por la de nadie, achacar todo el mérito del cambio político experimentado a la figura de Adolfo Suárez, porque no fue así y no podemos ni debemos olvidar las cesiones de los llamados "Rojos", encabezados por Santiago Carrillo como Secretario General del PCE o Felipe González como Secretario General del PSOE después de haber defenestrado a los socialistas en el exilio, quienes fueron capaces de anteponer los intereses generales a sus principios ideológicos, como en buena parte hiciera Suárez. Pero desde luego lo que no podemos es olvidar a quien lo eligió para ese liderazgo: Juan Carlos I. Fueron años de una gran generosidad por parte de todos y hay que reconocerle a la Monarquía el papel que en todo ese proceso tuvo

LA TRANSICIÓN:

Si algo se le recordará a Adolfo Suárez en la historia, será con diferencia el papel que jugó en el cambio de una Dictadura a una Democracia y que se ha dado en llamar TRANSICION. Juan Carlos I, le encarga la composición de un segundo Gobierno después de la muerte del dictador, que fuese capaz de aunar esos esfuerzos necesarios para acometer la gran reforma. Como he dicho anteriormente, no fue él solo el artífice de esa Transición pero sí jugó un papel muy importante y según mi manera de ver las cosas, sin su voluntad no hubiese sido posible que ésta se hubiese llevado a cabo de la forma que se hizo. 


En 1975 murió el dictador Franco y según su propio "testamento político" todo quedaba "atado y bien atado", por lo tanto había que tener mucho valor para romper barreras ideológicas tan fuertemente arraigadas en muchos que aún en 2014 siguen defendiendo. Son los que se creen los iluminados y salvadores de patrias. Los que creen tener la patente de únicos pensadores.

Pero ante la sorpresa de los analistas políticos de entonces y de los que ni siquiera habíamos oído hablar de él surge un hombre de 43 años, alumno aventajado y tutelado de Herrero Tejedor, Adolfo Suárez, Ministro Secretario General del Movimiento para liderar una acción política de una envergadura impresionante que nos llevase a cambiar el sistema político vigente a otro totalmente diferente y de una forma poco menos que incruenta. Los extremistas y radicales de uno y otro lado no lo pusieron nada fácil y los Asesinatos de Atocha fueron un maldito ejemplo de todo ello, sin olvidar una gran parte del Ejército.

Al frente de la Unión de Centro Democrático (UCD) y tras las elecciones generales celebradas en Junio de 1977 (15-J) que gana, es nombrado Presidente del Gobierno. Fue una etapa complicada y difícil y había que seguir cediendo y tener mucha fuerza y coraje para seguir consolidando algo que se creaba sobre unos cimientos frágiles, sin restañar heridas, sin una revolución y con la oposición del poder político herencia del franquismo. 


El 29 de enero de 1981 presenta su dimisión, ante la imposibilidad de seguir luchando contra sus propios correligionarios y ese Ejército que nunca le perdonó que aquel Sábado Santo legalizase al PCE de Santiago Carrillo y con una democracia débil y parcialmente tutelada abandona la Presidencia. Precisamente durante la investidura de su sucesor, Leopoldo Calvo Sotelo, se produce el hecho más vergonzoso de la recién nacida democracia. El Golpe de Estado del 23F encabezado por un Teniente Coronel de la Guardia Civil, seguido por un buen número de ellos y parte del Ejército, supo mantener su dignidad ante semejante barbarie en el Congreso, junto con su Ministro de Defensa el General Manuel Gutiérrez Mellado y eso no quiere decir que los demás la perdiesen. Aquel intento de Golpe de Estado fracasó y su retirada momentánea se consolidó encabezando poco después otro proyecto político que se diluyó con los malos resultados obtenidos en las urnas: El Centro Democrático y Social (CDS). 

En 2003 cesan sus apariciones públicas y la enfermedad de Alzheimer se instala en él. Su imagen deja de ser de propiedad pública y la retirada política total se produce. Una década después, el 23 de Marzo de 2014 Adolfo Suárez fallece. D.E.P. Mis más sincero pésame a toda su familia y a todos los demócratas de buena fe.

Adolfo Suárez- Foto de internet
Reconociendo su gran importancia en la vida política española, reconociendo su protagonismo, su generosidad y su valor, hasta el punto de haber sabido dimitir antes que buscar enfrentamientos entre sus propios compañeros de partido y el ejército, siempre el dichoso ejército en medio, los grandes lunares que personalmente ví en él, es lo mismo que estoy viendo ahora en el Partido gobernante. No han sabido "purgar" sus filas, sus militantes, sus simpatizantes. Los partidos tienen o deben tener un programa y cumplirlo. Era complicado, pero el "Caballo de Troya" que estaba dentro de sus propias filas le explotó en la cara y él fue el sacrificado. Dicen que parte de los que le rodeaban fueron a parar a Alianza Popular (AP) de Fraga Iribarne, ahora PP y es que la fuerza y la clarividencia que tuvo y que personalmente valoro positivamente, no la tuvo para ver que había que llevar a cabo una limpieza en profundidad dentro de sus propias filas. ¿Se repetirá la historia en el PP y se formará algún partido afín a la ultra derecha o ya son?

3 comentarios:

Wafah dijo...

Como ya he comentado en facebook, creo que se ha ido un hombre bueno. Se ha ido un político de la vieja escuela, un político honrado que trabajó por el interés de España, un servidor público y no una persona, como la mayoría de políticos actuales, que se sirven de la política para ganar dinero y medrar. Harían falta muchos "Adolfo Suarez" para intentar poner de acuerdo a los partidos actuales y trabajar todos por levantar este país, en vez de pensar solo en los intereses partidistas. Por desgracia, el nivel de la política en España ha disminuido y eso lo estamos pagando todos los españoles.

Paco10 dijo...

Yo no voy a descubrir ahora las virtudes de quien supo anteponer los intereses de Estado a los suyos propios, pero tampoco lo voy a canonizar políticamente. Antes de 1975 no se conoce ni un solo fragmento escrito donde pusiese en duda la dictadura y tampoco fue una persona que antes de ser designado por el Rey para acometer las reformas supiese otra cosa que acomodarse al Régimen que fue muy generoso con él. Evidentemente ni es el momento ni soy yo la persona más adecuada para ensalzar o criticar su andadura política. Me limito solamente en estos momentos a dar unos brochazos sobre su actuación política durante los años que siguieron a la muerte del dictador y que mas o menos acertadamente describo en el artículo.

trillian dijo...

Lamentablemente Adolfo Suarez se murío en 2005 cuando ya no recordaba ni qué fuera presidente.
Era abogado estudió en la universidad de Salamanca, sus padres eran gallegos y él amaba galicia.

Le fué bíen en la dictadura, le fué bíen en la "transición"hasta qué los suyos le dieron la espalda, hasta el punto que tuvo que formar otro partido.

Las enfermedades minaron su familia, hasta que le tocó a él.

Núnca quiso escribir sus memorias, a pesar de que le ofrecieron cifras millonarias (el sabría porqué).

Descanse en paz.

Saluditos.