miércoles, 2 de julio de 2014

LA INMUNIDAD INFORMATIVA Y LA DEFENSA DE LO INDEFENDIBLE

Y que haya quien siga pensando que 1.200.000 votantes son idiotas, imbéciles o irresponsables, entre otras cosas, ya parece un poco de masoquismo gratuíto y de una necedad a prueba de brebajes venenosos. Los seguidores de aquellos que se encumbran saliendo de los muladares más inmundos embriagándose con sus peroratas repetidas, engañosas, manipuladas y falsas, a esos sí que se les pueden aplicar muchos calificativos y descalificaciones, pero yo no voy a perder el tiempo en ello. No es mi propósito insultar a nadie, ni descalificar a nadie, únicamente me parece intolerable que en este País que dicen tiene una democracia se funcione de forma teledirigida por sectores de uno u otro bando a los que no les importa airear sus banderas interesadas y pregonar las políticas que precisamente nos ha puesto donde estamos. No se puede estar atacando desde los medios de comunicación, tanto escritos como visuales a los dirigentes de una formación que sencillamente está haciendo de portavoz de millones de españoles y que además en las elecciones europeas han tenido un resultado de 5 Eurodiputados con más de 1.200.000 votos. Eso no se puede tolerar y alguien debería tomar cartas en el asunto y poner un poco de cordura donde da la impresión que se ha perdido. Por eso me molesto y me molesta incluso más que haya tantos portavoces propagadores de infamias y calumnias y que aquí no pase nada, pues debería pasar, porque lo mismo se está cometiendo un delito interesado , digo yo. 

Y no es que yo esté haciendo proselitismo de nada ni invitando a nadie a votar aquello en lo que no cree, sencillamente me parece una actitud sectaria, rancia y con una dosis de odio no asumible por nadie que tenga dos dedos entre las cejas y el comienzo del cuero cabelludo. No te sientas afectado por nada de lo que yo escriba u opine, porque no tiene más validez que la que tiene y punto. Si ello te hace recapacitar o pensar... pues bien y sino puedes seguir con tu música y pagando impuestos nuevos y los aumentos correspondientes de los antiguos. Cada cual es cada cual y 6 media docena, creo.

El Fiscal del Caso Nóos ha atacado y descalificado al Juez Instructor del caso, como si él fuese el abogado de la Infanta y su marido y no es así. Si resulta que cuando alguien hace su trabajo y no tengo ni por asomo la más mínima duda, de que este Juez ha sido de cara al Pueblo, honrado, transparente y cordial, lo único que se nos ocurre es la descalificación y la insinuación de posibles delitos como el de prevaricación... pues apaga y vámonos y es que esto enlaza con lo anterior. Se suelta la perla y no pasa nada. Pues insisto: Debe pasar. No se puede permitir la inmunidad informativa, ni la inmunidad judicial ni ningún cristo de estos. El que saque la lengua a paseo, pues que se atenga a las consecuencias, de lo contrario esto es una jungla.

Estoy convencido que si las barbaridades que se difunden en ciertos medios de comunicación lo hiciese un bloguero, inmediatamente se procedería contra él. Es un sinsentido muchas veces lo que nos rodea y lo que tenemos que oír. Se pide prudencia, precaución, responsabilidad y no solamente no se contrastan las opiniones, sino que se descalifica al contrario de una forma totalmente impune. Eso no puede ser y los responsables de los medios que permiten este tipo de debates, opiniones, tertulias, donde se suelta todo el veneno que se lleva dentro sin más, deberían adoptar las medidas pertinentes para que no sucediese y por supuesto los aludidos deberían proceder judicialmente contra quienes les atacan a diario, de lo contrario, podríamos pensar que algo de lo que dicen hay.

1 comentario:

Trecce dijo...

Cuando uno se entera de quién está detrás de determinados medios de comunicación, todo sigue una lógica aplastante.