miércoles, 12 de noviembre de 2014

ODIOSAS COMPARACIONES-DIFERENTES VARAS DE MEDIR

Las impertinencias, las descalificaciones, los insultos, la insinuación de la comisión de delitos... todo ello dirigido a las nuevas fuerzas políticas que están emergiendo en España me hace pensar en que bajo una capa brillante y cristalina, se encuentra el cieno más podrido y nauseabundo habido nunca. Lo mismo me dan los que se aprovechan de la tolerancia de los demás que los que agreden directamente y de momento los segundos no parece que anden, al menos sueltos. 

Me molesta sobremanera que día tras día se descalifique y se mire con lupa conductas de los unos y se defienda directamente o con evasivas los delitos flagrantes, de corrupción o de otra índole de los demás. O todos moros o todos cristianos y por mi ni lo uno ni lo otro. A cada cual lo suyo.

Es lamentable que inmersos en la podredumbre de la corrupción nos dediquemos a "tirotear" a los que la denuncian y anuncian medidas para terminar con ella. ¿Acaso alguien no quiere que esto se produzca?. Me gustaría que se dijese directamente y si alguien tiene algo que esconder o proteger mejor calladito. Los perros que tienen dueño siempre van a defenderlo aunque sea culpable y si hace falta morderán al vecino inocente, al que considerarán un intruso.

Asistimos a tertulias manidas, sobadas, repetitivas que aportan poco o nada a la Sociedad, salvo enfrentar a los que no se paran a pensar demasiado en la situación en la que estamos con los demás y mientras a unos se les perdonan sus presunciones a otros se les estigmatiza con cualquier cosa, incluso con una foto falsa. Así no vamos. Así no regeneramos esto y nos hace falta, pero no solamente quitarle al árbol sus manzanas podridas, que también, ni cortar el árbol. No. Nos hace falta y es urgente arrancarlo con raíces incluídas y plantarlo nuevo. El que tenga miedo de ello será por algo. Yo no lo tengo en absoluto.

Curiosamente asistimos día a día al ascenso de las fuerzas emergentes y al decaimiento de los que forman sus "corrillos" y se protegen para no perder sus privilegios y prebendas y se quejan de que les llamen "Casta". O no saben lo que son las Castas o nos quieren hacer pasar por idiotas y hombre, alguno habrá que lo sea, pero todos no creo. Algunos hasta pensamos y todo.

Y yo me pregunto. ¿Por qué no se ejercía este "linchamiento" ni tan siquiera contra los dirigentes comunistas que volvieron a España tras la muerte del dictador?, por ejemplo Santiago Carrillo o Dolores Ibarruri, la Pasionaria. ¿ No será que ahora algunos son menos demócratas que lo éramos entonces?, y desde luego no entiendo como hay personajes, que bajo la coraza de periodistas tienen el descaro de andar de televisión en televisión soltando sus soflamas sin que nadie les ponga freno, al menos aparentemente y se regodean o da la impresión de que se ríen o tratan de hacerlo, de todos nosotros. Si alguna vez se mordiesen la lengua, seguramente asistiríamos a una muerte en directo, porque ese veneno tiene que ser muy concentrado, pero mucho

No hay comentarios: