viernes, 19 de septiembre de 2014

IZQUIERDAS Y DERECHAS POLÍTICAS. (SU ORÍGEN)


Hoy en día el espectro político es muy amplio y podemos encontrarnos múltiples términos para definir cada tendencia, partido o ideología: derecha, izquierda, liberal, conservadora, socialista, nacionalista, anarquista, centrista, socialdemócrata, demócrata-cristiana, comunista, neoliberal, nacionalsocialista, fascista y un larguísimo etc. para definir todo el abanico ideológico.

Hasta hace 225 años, concretamente desde el 11 de septiembre de 1789, aquellos que pertenecían a un partido político se les denominaba por el nombre de éste o incluso de su líder, no utilizándose términos para determinar qué ideas promulgaban o defendían.

En los inicios de la Revolución Francesa se constituyó una asamblea en la que 1.200 representantes se reunieron para determinar cómo querían que fuese el futuro de la nación, cuáles serían las leyes que se aplicarían, los derechos y obligaciones para todos los escalafones de la sociedad, partiendo de los ciudadanos y acabando por el rey, o cuál sería la Constitución que satisfaría a todos.

Gran Sala de Versalles donde se celebró la Asamblea Nacional

Los representantes debían velar por el interés de todos los ciudadanos, pero sobre todo de los más desfavorecidos, debido a que una gran parte de la ciudadanía francesa era analfabeta.

Reunidos en la Gran Sala de Versalles, la Asamblea Nacional Constituyente se puso a discutir aquel 11 de septiembre en torno al poder que se le debía otorgar al rey, siendo muchos los que querían limitárselo mientras que otros tantos apoyaban el absolutismo.

En torno a la mesa de la presidencia de la asamblea comenzaron a realizarse pequeños grupos que discutían y aportaban sus opiniones, acabando de situarse en dos grupos muy diferenciados aquellos que apoyaban una opción y los contrarios a ella.

Esa colocación fue la que dio nombre a las dos principales ideologías políticas: derecha e izquierda, ya que en el lado derecho estaban situados los más conservadores, aquellos que querían seguir con la monarquía y que Luis XVI continuase gozando de todos sus privilegios y poder, mientras que en el lado izquierdo estaban colocados los más progresistas, aquellos que defendían la abolición de la monarquía y defendían la instauración de una república.

Nadie les había indicado cómo ni dónde debían situarse dentro de la sala, surgiendo de un modo natural llevados por el bullicio de la multitudinaria asamblea que propició que se hicieran esos dos grupos. Así, de esta forma espontánea y casual fue como desde entonces comenzó a definirse a las ideologías políticas en derechas e izquierdas y desde ahí al amplio espectro que hoy en día tenemos.
(Wikimedia commons)

viernes, 5 de septiembre de 2014

LA CONSECUENCIA DE LA LÓGICA

Hasta es posible que leyendo lo que voy a escribir a continuación, se te pase por la cabeza que yo soy un partidario acérrimo de la fuerza política que ha irrumpido con fuerza en el escenario político y parlamentario español y que si las encuestas no están totalmente equivocadas seguirá ascendiendo aun más. 

Mira, no es así. Soy partidario de una "regeneración política a fondo" y si para ello los españoles con derecho a voto tienen que castigar a las bien llamadas castas, que se han instaurado en España y deciden votar a otras fuerzas yo encantado y todo mi apoyo. Eso no es hablar de Gobiernos ni de ideologías políticas, que además está por ver qué es exactamente lo que pretenden y lo que persiguen. Desde luego con la confusión de los medios afines a la derecha mal lo tenemos para poder aclararnos y si nos guiamos por los programas políticos de los partidos ya antiguos tampoco aclaramos demasiado, así que mejor analizar la situación individualmente, hacerse la propia composición de lugar y actuar en consecuencia si es que te dejan.

Hay cosas que se van a cambiar porque el miedo es libre y las poltronas son muy adictivas, por lo que veo. Mucho más de lo que me imaginaba y es que a veces peco de ser demasiado ingenuo. Resulta que un Gobierno como el actual, que desde que tomó el poder no ha dejado de tomar medidas políticas en detrimento de los de siempre, es decir de los más desfavorecidos, ahora no se les ocurre otra cosa que cambiar la Ley Electoral., así por las buenas y para favorecerse a sí mismos y además nos quedamos callados como putas, con perdón de las meretrices. Es demencial y esto se puede explicar quizá pensando o analizando que en un País donde una dictadura duró 40 años, posiblemente sea el único a nivel europeo donde no haya ni un sólo partido que se denomine de extrema derecha o ultra conservador. ¿Dónde están aquellos que se congregaban en la Plaza de Oriente y vitoreaban al dictador? ¿Ya no hay? ¿Se han muerto todos y no han dejado ni herederos políticos?... No me lo creo. Me cuesta creer que estén alistados en las filas del partido conservador gobernante y que éste se afane en decir que es de Centro-derecha. La verdad es que unas clases de historia de vez en cuando no vendrían mal y saber diferenciar claramente qué es el socialismo, el comunismo, el capitalismo, el fascismo..... por lo menos eso y luego tendremos una base para opinar.

Han surgido por lo tanto partidos como Podemos o Ganemos, que denuncian desde posiciones de izquierdas las malas artes y la corrupción y mala praxis de los partidos que componen desde la instauración de la democracia en España el Parlamento y algunos se alarman, se extrañan, acusan, insultan, desprestigian.... no paran. ¿Pero es que no es lo lógico? ¿No es lo normal que la clase más maltratada en España llegue a un límite y se revele de la mejor forma posible, en las urnas? Lo que no se entiende es que mientras nos saquean literalmente sigamos callados y humillados. Esto no es cuestión solamente ideológica, es una cuestión de principios y de ética sin la que es imposible tener una democracia saneada. 

Da miedo abrir la prensa por las mañanas y ver como día a día van saliendo más casos de corrupción. ¿España estaría ahora en la situación económica en la que está si todo el dinero esquilmado estuviese donde debería estar? ¿Cuántos corruptos están en la cárcel? Y sobretodo ¿Cuánto han devuelto a los ciudadanos a los que han robado descaradamente? ¿Quiénes los defienden? Porque quienes así hacen son corresponsables de sus desmanes y de sus actos. Es así de simple.

Concluyo; si la solución para que los políticos gobernantes y sustento de los mismos es que irrumpan partidos capaces de terminar con el bipartidismo actual, bienvenido sea y que la Justicia sea Justicia desde la elección de sus cargos, que El Senado sirva para algo o lo cierren, que las Diputaciones no sean cementerios de políticos bienpagados, que las incompatibilidades sean reales y no solamente para algunos, que las prebendas sean cotroladas y publicadas, que la regeneración política sea un hecho y no un deseo ni una tapadera que únicamente oculta la mierda de los partidos que nos han gobernado y los que han asistido impasibles a sus desmanes. No me sirve que me digan: "Ya lo denunciamos".... pues yo no me he enterado y el que más y el que menos ha puesto el cazo.