miércoles, 5 de agosto de 2015

AMNÉSICOS SELECTIVOS


Que no sepas algo sobre un cuadro determinado o sobre un museo en particular se considerará como una falta de cultura y un desinterés por lo culto poco menos que insultante al "cultureta" de turno. ¡Tócame los webs! cuando la realidad es que quien presume de culto normalmente es un analfabeto como tal. Pero no es mi intención examinar a nadie y mucho menos dar lecciones sobre nada porque no me considero capacitado para ello. Quiero hacer una especie de recordatorio sobre temas "recientemente" históricos pasados y que hay quien debe pensar que eso pasó en la Edad Media y que su repercusión en nuestra vida actual no tiene la más mínima importancia, que no forman parte de la historia ni merecen nuestra atención y es que lo de hace 40 años son "historietas" y lo de hace 500 años es "historia. Pues no pienso lo mismo. Haber sido testigo precisamente de hechos históricos siempre será más importante que haber sido estudiante de ellos.

No creo que a un portugués no le diga nada "La revolución de los claveles" y también puede ser posible que a un español no le diga nada "La Transición" porque evidentemente ni hubo claveles, ni hubo sublevaciones ni revoluciones de ningún tipo. Estas cosas no sucedieron sin más ni se puede olvidar la gran generosidad de los muchos que de una u otra forma participaron de algún modo para que aquél cambio político pudiese instaurarse rompiendo y dejando en papel mojado "El testamento político" de un Dictador llamado Franco. Pues aceptando que hay muchos a los que el año 1975 les queda lejos y aceptando que el tema puede serle indiferente a otros muchos no por ello deja de ser un fenómeno importante y no menos importante por no tener un siglo. La Historia se entreteje día a día y se va fraguando minuto a minuto y no deja de ser historia por ser más o menos antigua o mederna. Los cambios acaecidos no pueden ser olvidados ya porque sin duda marcarán muchos de ellos no solamente nuestras vidas sino la de nuestros  descendientes.

Tuve la suerte de vivir los primeros escarceos de cambio y cuando la información de hoy era antigua simplemente al día siguiente. Los acontecimientos se agolpaban y la información se sobreponía en los despachos. Eran días trepidantes y desconocidos. Los asesinos que decían luchaban contra la dictadura resulta que ahora lo hacían contra los intentos de instaurar una democracia, los militares se mantenían en los cuarteles con un silencio tenso, la sociedad espectante, los partidos políticos comenzaban a aflorar, los sindicatos aparecieron y los agoreros no daban un céntimo por lo que se nos venía encima. 

Cuando aquel sábado santo, 9 de abril de 1977 el entonces Presidente Adolfo Suárez tomó la decisión de legalizar al proscrito, hasta entonces, Partido Comunista de España (PCE) chirrió más de una bisagra. Todo menos la legalización de unos "asesinos". Lamentablemente hay quien sigue pensando lo mismo y que cada cual piense donde se encuentran encuadrados los que así hacen. Nadie en cambio cuestionó las reuniones clandestinas de Suárez con Carrillo, como tampoco se puede negar la gran contribución de éste a la normalización política de España después de 40 años de dictadura y negarlo es desconocer los hechos. También deberíamos recordar "la matanza de Atocha" llevada a cabo por la ultraderecha el día 24 de enero de ese mismo año. Lamentable pero así fue y  los militantes de ese partido tan denostado por sus opositores supieron estar a la altura y antepusieron la Patria al odio. En mi opinión estos dos hechos fueron claves en el avance que se pretendía y se estaba fraguando en las más altas instancias políticas españolas. La democracia estuvo más en peligro que nunca y los que se dedican al estudio histórico español lo han dicho y publicado exhaustivamente. 
Ese mismo día 9 de abril de 1977 un niño salió por sorpresa de entre una fila de coches para seguir a uno del PCE que iba lanzando octavillas. No pude frenar, lo siento, pero le di un golpe. El niño salió despavorido asustado y se refugió en su casa. Calmé a sus padres y les rogué no le riñesen y que si notaban algo inmediatamente me lo dijesen para llevarlo donde fuese necesario, sencillamente no lo fue y todo quedó en un susto.

Verano de 1977. Grupo parlamentario de UCD, partido vencedor de las elecciones democráticas del 15 de junio. Daniel Blanco (EFE)

Suárez fue desbancado de su puesto de Presidente, no por la oposición, sino por sus propios compañeros, por los adversarios surgidos dentro de sus propias filas. Es cierto que la Oposición en aquellos momentos era muy fuerte y que los parlamentarios no andaban con rodeos. Cómo no recordar a figuras del parlamentarismo de entonces como Fraga Iribarne, Oscar Alzaga, Herrero de Miñón, Alfonso Guerra, Felipe González, el propio Suárez,  Enrique Tierno, Miquel Roca, Xabier Arzallus, Josep Benet, Joaquín Satrústegui, Lluís Maria Xirinacs, Juan María Bandrés, Rafael Alberti, José María Gil-Robles, .... y tantos otros que desde sus perspectivas ideológicas haciendo pactos, cediendo si hacía falta o firmando los mismísimos Pactos de la Moncloa o  el Estatuto de los Trabajadores, por poner dos ejemplos, iban tejiendo el entramado democrático al que ahora muchos están golpeándole las bases inmersos en prácticas deleznables y peligrosas para la estabilidad social del Pais.  Anécdotas seguro que se podrían contar por millares pero yo no estaba en el Congreso ni pertenecía a las altas esferas políticas, simplemente era un espectador bien informado y así supe de la dimisión de Suárez antes de que esta se produjese, pero eso sí que no tiene importancia. Si la tuvo que cuando Suárez entregaba sus poderes y su sucesor Calvo Sotelo (el breve) por el poco tiempo que duró en el cargo se disponia a ser investido, los rescoldos del franquismo en forma de 200 guardias civiles, tratasen de dar un "golpe de estado" y tuviesen secuestrado a los Diputados en el Congreso la noche del 23 al 24 de febrero de 1981. Sentí un gran bochorno, una gran vergüenza y en cambio no fuí capaz de sentir miedo. Recuerdo como presidí la Comisión de Urbanismo en contra de la opinión de los portavoces reunidos en el Ayuntamiento donde llevaba a cabo mis funciones políticas y que había sido advertido de ser ocupado por los militares y por lo tanto relegado de sus funciones el Alcalde y recuerdo como salimos los dos escoltados por dos policías hacia nuestras casas, (dudo que fuesen armados o que sus armas funcionasen) pero de lo que estoy seguro es que pasamos por debajo del balcón del partido político de ultraderecha llamado "Fuerza Nueva" donde ondeaban sus banderas y la algarabia era notable...... quizá una decisión incorrecta la de pasar por allí, pero no ocurrió nada grave.

Gutiérrez Mellado y A. Suárez

La "intentona" aquella terminó como terminó y se llevó a cabo una manifestación multitudinaria de todas las fuerzas políticas en favor de la democracia ¿serían capaces los actuales regidores de llevar a cabo algo parecido? ¿Serían capaces los actuales políticos de llevar a cabo una remodelación o una regeneración democrática  similar a la que se llevó a cabo entonces?. Yo lo dudo tanto que me atrevo a afirmar que no. Que la generosidad y la perspectiva política actual no llega a la de entonces y se pierden en si son galgos o podencos y así nos va.

En las elecciones generales de 1982 dieron la mayoría absoluta al PSOE y se nombra Presidente de Gobierno a Felipe González. Estos son algunos datos que puedes encontrar en internet o si tienes memoria suficiente no te hace ni falta mirarlo. "Bajo su dirección el PSOE logró dos mayorías absolutas consecutivas: la de 1982, con 202 diputados en el Congreso, y en 1986, elecciones en las que obtuvo 184 diputados; asimismo, en 1989 obtuvo 175 diputados, exactamente la mitad de los que componen el hemiciclo. En 1993 perdió la mayoría absoluta, obteniendo 159 diputados. Tras este resultado, el PSOE pactó con Convergència i Unió para poder formar gobierno. En 1996, perdió las elecciones al lograr 141 diputados frente a 156 que consiguió el Partido Popular. Felipe González fue elegido diputado por última vez en 2000, año en el que concurrió a las elecciones en la lista del PSOE por Sevilla."

Felipe González-1982

Quien me conoce sabe que  nunca fui un seguidor ni un admirador de F. González, pero no puedo por menos de recordar "la herencia" que recibió y la que dejó cuando se fue. El terrorismos seguía sembrando dolor y solamente en 1980 hubo 130 muertos como consecuencia de la banda terrorista.  Se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con sus formas sobretodo en los últimos años de sus Gobiernos, pero no se pueden negar las evidencias y ahí están los cambios llevados a cabo, como casi siempre por no decir siempre de los partidos con ideologías progresistas. La universalización de la sanidad, la universalización de la educación, las infraestructuras en comunicaciones tanto ferroviarias como de carreteras, la normalización en las relaciones entre militares y gobernantes, la adhesión a la UE o la controvertida adhesión a la OTAN. JJOO de Barcelona en 1992, expropiación de RUMASA, y un largo etc y por supuesto en su contra podríamos enumerar unos cuantos casos como los GAL, Roldán, Paesa, Caso Guerra, FILESA... pero no sería justo olvidar lo hecho por los errores que pudieran serle imputados después. Lo que es, es. 

En 1993 una crisis afectó a la economía del País y en 1996 en plena recuperación el Partido Popular (PP) gana las elecciones. Es nombrado Presidente  José María Aznar quien entre otras cosas nos alineó en una guerra en contra de la mayoría de los españoles contra Iraq, infundada como se demostró después y de la que nos sacó el denostado José Luis Rodríguez Zapatero... pero estas cosas o se olvidan o no se quieren recordar y ¿de qué nos vamos a asombrar si todos los días salen más políticos y tramas corruptas y siguen ganando las elecciones los que están inmersos hasta las cejas en ellas? Personalmente no me asombro, me abochorna, no que sigan ganando elecciones sino que saquen un solo voto y en esto si que no tengo distinciones. El que es capaz de meter la mano en la caja no merece la más mínima confianza ni debería permitírsele engrosar una lista electoral.

Nos estamos acostumbrando al caso de corrupción del día y casi echamos de menos que un día o dos no tengamos novedades y esto me preocupa tanto como lo otro, porque la crisis sería menos crisis si los corruptos no hubiesen evadido el dinero público. La crisis hubiese sido menos si los servicios sociales no se hubiesen cercenado como se ha hecho y la crisis hubise sido menos si las cargas se hubiesen distribuído equitativamente. Comparar podemos comparar, pero comparar FILESA con la financiación ilegal del PP o comparar a Roldán con Bárcenas, Granados o Correa es una burla y así no vamos a ninguna parte. El corrupto es corrupto con 5 o con 1000 pero las penas no deben ser las mismas, supongo y si en un momento determinado los líderes de un partido político se ensañaron con el Presidente del Gobierno exigiéndole responsabilidades no entiendo como ahora eso se desdeña o se ignora deliberadamente. 

Que la Justicia nunca me ha parecido justa no tiene mucha enjundia dirían muchos, porque seguramente una encuesta diría lo mismo entre miles de españoles y mientras a los responsables de juzgar los nombren los juzgados será difícil que los Jueces tengan la credibilidad que deberían. No sé cual es la solución correcta, pero no parece que sea la actual y ademas no se trata de hablar del presente sino de lo que ya fue, por lo tanto esto está fuera de lugar en este capítulo.

Los tiempos van cambiando y las formas de hacer política también hasta el punto de que yo echo de menos aquellas discusiones políticas con David C,,,,, Responsable político de Fuerza Nueva en los años 70-80  y que normalmente terminaban con la frase de David: "Tienes razón pero no te la puedo dar". Nos dábamos un abrazo y nos íbamos a nuestras casas. Al día siguiente más y es posible que algún día me anime  a escribir más también, porque a veces hay que soltar lastre y queda mucho guardado.