domingo, 21 de febrero de 2016

RÁPIDO O LENTO


LENTO
Todo va transcurriendo lento o rápido dependiendo de las circunstancias y de la forma en la que analices los diferentes momentos y eventos de la vida que nos ha tocado vivir.
Hay diversos momentos en los que deseas de todo corazón que todo pase, que transcurra rápido, que definitivamente pasen a ser hechos y no especulaciones y otras en las que deseas todo lo contrario. En el momento actual no sé si lo mejor es que todo suceda de una forma rápida, que a alguien se le ilumine la "bombilla" y de una vez por todas tome la decisión más adecuada para los ciudadanos que el día 20 de Diciembre optaron por votar un cambio en el rumbo del barco o aquellos que en cambio optaron por dejar las cosas como estaban porque al parecer les va bien, lo que no entendería bien si así piensan, ya que esa sería una forma clara de que lo que pasa a su alrededor no les importa un bledo, pero como tantas otras veces seguramente estoy equivocado, aunque me da a mi la espina de que no.

Foto "El Economista"

El caso es que dos meses después estamos como estábamos; con un Gobierno en Funciones que, dicen las malas lenguas, aprovecha para seguir colocando "presuntos" y aprobando normas o ultimando acuerdos que difícilmente podrán cambiarse en los próximos años y mientras tanto tenemos que seguir los ciudadanos esperando que ellos se pongan de acuerdo para no sabemos qué exactamente. Si lo que se pretende es una regeneración democrática, que falta hace, yo tengo muy claro a quien no consultaría o con quien no negociaría ni para ir al baño y si no se puede hacer, pues dejen de marear la perdiz y comiencen a legislar y a tomar medidas que no alteren el normal funcionamiento de las instituciones y no nos sometan a una espera desesperante que más bien parece la prolongación de una campaña electoral que otra cosa.

Foto "20 Minutos"
Y dicho esto y a pesar de que me había prometido no escribir más sobre temas como este porque parece que haya tomado cebolla, por lo de la repetición, pues es que a veces no hay más remedio que recordar que estamos gobernados por unos políticos que actúan a veces como una auténtica banda, aunque no lo sean, en lugar de estarlo por personas responsables y sabedores de que los hemos votado para que nos gobiernen y tomen las iniciativas necesarias para mejorar las condiciones de los gobernados y no para seguir tocando las entrepiernas. De todas formas lo mismo deberían descontarse la parte "aliquota" del sueldo durante el tiempo en el que no solamente no gobiernan, sino que no dejan de marearnos todos los días con sus argumentos que esos si que repiten más que las cebollas.
No conozco el tema de corrupción del día pero seguro que lo hay y no conozco la situación o la ocurrencia del día con respecto al tema catalán pero seguro que lo hay y ya aburren tanto que mejor que nos dejen en paz de una vez. Algunos nos merecemos estar tranquilos por lo menos un periodo de tiempo y el que no quiera pues que siga. 

RAPIDO:
Todo lo contrario. La vida a veces va demasiado deprisa y una frase te puede poner en el borde de ella o simplemente tienes que luchar contra aquello que quiere cercenártela sin más. No quiero dar muchas explicaciones respecto a esto por el momento, pero lo haré si puedo y tranquilamente. Ahora toca volver a luchar. Volver a recordar viejos tiempos o no tan viejos y volver a pensar en que todo transcurre tan rápido que no da tiempo para nada. 

La vida son dos días pero muy mal contados. 

No hay comentarios: