lunes, 26 de diciembre de 2016

MI LINFOMA Y YO XII

Noviembre de 2015. Me toca revisión rutinaria, TAC, consulta y listo....

No fue así. Eso debería haber sido, pero resulta que algo se veía que no se sabía porqué estaba allí ni cual era su origen o procedencia, así que pruebas y más pruebas; Resonancia magnética con los consiguientes 8 vasos de agua con lo que llevase dentro y casi una hora en el "tubo" metido. La verdad es que al final los 8 vasos querían salir a la vez, pero aguanté. PEC-TAC y analíticas varias. Nada nuevo sale y nada que no se supiese con el TAC, por lo tanto a cirugía pasando antes por digestivo. "Dados tus antecedentes es que hay que saber exactamente que es lo que es eso". Y yo sin saber ni que era "eso" ni donde estaba siquiera, hasta que lo pregunté porque estaba harto de tanto mareo sin saberlo. "Un engrosamiento en el intestino". ¡Ah! ¿y en qué parte del intestino? ¿Y cuánto está afectado?... pues estaba en el intestino delgado y la porción afectada es de aproximadamente 2 cms., no se podía acceder con una endoscopia o con una colonoscopia, por lo tanto había que abrir. Nunca antes me habían ni siquiera sedado y mucho menos anestesiado. Vamos que estaba "acojonado", pero era lo que había y así había que afrontarlo. Preoperatorio, fecha de intervención.... todo preparado para "abrirme en canal" y ver que diablos había allí dentro. "Dados tus antecedentes lo más fácil es que se haya reproducido el linfoma".... "lo más probable"?, "Dados tus antecedentes.....?" en fin. Me dejo llevar pero no estoy nada convencido del diagnóstico.

Debía ingresar un domingo por la tarde para ser intervenido el lunes, cuando el viernes a mediodía y con la pulsera de "cruce de sangre" en la muñeca recibo una llamada telefónica de la Hematóloga diciéndome que la intervención había sido suspendida: ¡Joer! ¿Tan mal estoy?. Fue mi respuesta. Estaba descompuesto y no quiero ni imaginarme la cara que tendría.

Sigue diciéndome que en el informe del PEC-TAC indican que unas células de la pared gástrica pueden ser analizadas y de esta forma descartar la intervención. Era tal mi estado que en ese momento no supe darme cuenta de que lo que me estaban proponiendo era muchísimo mejor que abrirme, hasta que pasado el tiempo y a pesar de tenerme que hacer una endoscopia, la solución era mucho mejor. Y la Endoscopia se hizo días después. Un sueño reparador y a esperar resultados.

La Dra. avanza y me hace una biopsia de médula ósea, los resultados no llegan y ella ya se cansa y dice que hay que empezar el tratamiento. No estoy muy de acuerdo en comenzar de nuevo a darme quimioterapia, pero si ella lo dice sabrá porqué. Lo que ello conlleva solamente lo saben los que han pasado por estas situaciones y entrar ahora en detalles sería pesado, demasiado largo y quizá no demasiado útil para nadie, por lo tanto me lo ahorro y salto y resumo rápidamente

Unas células aparecen en la zona del cólon y con una colonospia se extraen, se estudian y el resultado es negativo, pero "la siesta" correspondiente y la preparación anterior no me la quita nadie. Otro trámite hecho y listo.

El pinchazo en la columna fue complicado pero también se hizo, claro y también negativo. A veces me preguntaba y me sigo preguntando porqué se me ha aplicado ahora este tratamiento tan agresivo y porqué de este sufrimiento si yo me encontraba perfectamente, pero a veces la opinión de uno es la menos ilustrada y la menos acertada, así que aquí estamos de nuevo. Todo pasó y todo bien después de pasar lo que estos tratamientos llevan aparejado, que no es poco y nada aconsejables. Las horas interminables en consultas, los madrugones, los pinchazos en las venas, las vias, los efectos secundarios que te dejan maltrecho y sin fuerzas, la cabeza sin pelo etc, etc etc.

No he querido decir nada a nadie, pero alguna vez no he tenido más remedio, porque cada organismo es diferente, cada persona más y cada tratamiento o enfermedad se desarrolla de forma diferente dependiendo de la persona de qué se trate. Por lo tanto lo he tenido callado, no quiero que nadie se alarme por esto, porque si esto ha sido una recaída, cosa poco probable no tiene por qué sucederle a nadie más y digo lo de poco probable porque los hematólogos consideran que puede haberse formado de nuevo la enfermedad, pero no lo consideran como una recaída de lo anterior ya que el tiempo pasado desde la fecha del trasplante es demasiado grande y tampoco hay nada que definitivamente así lo confirme, por lo tanto fuera miedos, fuera alarmas y a seguir viviendo que esto me ha pasado a mi pero no tiene porqué pasarte a ti.

Yo no sé si esto te sirve de algo o no, pero te aseguro que yo tenía la necesidad de decirlo, de contarlo, de pregonarlo y de divulgarlo. Era algo que tenía dentro y estaba deseando sacar fuera para que dejase de martirizarme y no me impidiese hablar con toda claridad con aquellas personas que en alguna ocasión me habéis dado las gracias por contar mis experiencias anteriores y que ahora el "mito" caía como una estatua de barro. No. Por favor no es así y tú no eres como yo ni te va a pasar nada ni vas a tener ninguna recaída ni nada de nada. Simplemente a mi me ha tocado esto después de 6 años y nada más. No le des importancia porque tú eres tú y yo soy yo

6 comentarios:

nch41 dijo...

Buenos días, no comprendí todo sino veo que estuviste muy enfermo y que sufriste mucho, espero que no tengas recaída. Te deseo una mejor salud y qué todo esté bien. Un abrazo

Paco10 dijo...

Gracias por tu comentario y la verdad es que no tenía ningún síntoma que delatara ninguna enfermedad y mi vida antes de esto era totalmente normal. Lo malo son los tratamientos agresivos que hay que pasar, pero por lo demás nunca me he considerado ni enfermo, pero el que yo no lo apreciase no quiere decir que no lo fuese.
No sé quien eres pero hace años publiqué en este mismo blog mis experiencias ante la enfermedad que sufría en capitulos que puedes leer, si es que no lo has hecho, donde se relatan los hechos.
Gracias de nuevo y siempre a tu disposicion seas quien seas

Xana Llión dijo...

Hay veces que uno no sabe muy bien por qué deciden hacerle pruebas o someterle a determinados tratamientos. Cierto es que más vale prevenir que lamentar pero hay ocasiones en las que uno se queda perplejo.

En cualquier caso, me quedo con que estás bien y con que sigues enseñándonos con tu experiencia.

Un fuerte abrazo Paco y ya sabes "para atrás... ni para coger impulso".

nch41 dijo...

Soy Nadine Cornuau Hernandez. Un abrazo

Paco10 dijo...

Gracias Xana por volver a leer tus comentarios, siempre interesantes y así son las cosas, aunque no las hayamos contado, parodiando un poco a aquel presentador de "noticieros".

Paco10 dijo...

Gracias Nadine. Esta enfermedad es muy dura por los tratamientos agresivos, pero en cuanto a la enfermedad supongo que no es lo peor. En cualquier caso yo me encuentro bien y menos al principio hace 7 años,siempre he estado bien. Gracias por tus visitas y tus buenos deseos.
Un abrazo