jueves, 13 de septiembre de 2018

GUERRA DE TITULOS (TITULITIS)

Ha comenzado la "Gran caza". Si así se puede llamar a la guerra que se ha desatado después del caso de la Ex-Presidenta de la Comunidad de Madrid, pero no pasa nada porque ahora resulta que los "presuntos" casos del PP no tienen importancia y son diferentes a los del PSOE y no es lo mismo que se tenga un "máster" como el actual presidente del PP a que se tenga un doctorado como el Presidente del Gobierno. En el camino van quedando algunos cadáveres políticos ya que siempre pasa lo mismo; Son del mismo lado y nunca son de los que nos han mal-gobernado los últimos años y nos han dejado el País como una era, endeudado hasta las trancas y que nos va a costar salir de donde estábamos pero saldremos a pesar de los políticos. Seguro que sí ya lo verás. 

Ahora resulta que de una pregunta que se registra como fondo, Cataluña, se convierte en un ataque frontal contra el Presidente del Gobierno y se le pide que publique su doctorado en Economía..... pues que lo publique y si ha mentido pues entonces que se vaya pero que se lleve a todos los que le han precedido en las irregularidades. Insisto que si se demuestra que ese doctorado ha sido obtenido de forma fraudulenta el actual Presidente del Gobierno debería dimitir, pero que eso lo pidan los mismos de la destrucción de discos duros, los mismos que han defendido a corruptos, los mismos que han negado lo más elemental y que todos sabemos y que están inmersos en un montón de casos de corrupción, pues es como poner a la zorra a cuidar el gallinero. Digo yo.

Sería este tema tan largo que no me encuentro ni con gana ni con deseos de profundizar en él. Si estamos en un Estado de Derecho lo primero que debe respetarse es la presunción de inocencia y además quien acusa tiene que demostrar los hechos y no al revés. El acusado no tiene que demostrar su inocencia o dejamos de ser lo que decimos que somos. Por lo tanto yo, Maxim Huertas no hubiese dimitido, no hubiese dimitido si hubiese sido Ministro de Sanidad. por lo que se conoce y desde luego hubiese puesto a funcionar a todo el aparato de la Justicia para que estas acusaciones sean perseguidas, investigadas a fondo y en caso de delito o falsa acusación que actúe y rápido porque está en juego la credibilidad de la democracia, del Estado de Derecho y de la Independencia Judicial. 

En fin, que si el actual Presidente la ha hecho que la pague, porque eso sería defraudar a los Españoles y si no son verdad las acusaciones pues que actúe la Justicia. No hay otra ni queda margen para más tonterías mientras se discuten cosas tan importantes para millones de ciudadanos como puede ser la subida de las pensiones, por ejemplo.

Poner palos en las ruedas a quien pretende trabajar por los ciudadanos es un grave delito. Creo yo 

No hay comentarios: